21/10/2017 La Granja Los Pibes y los nuevos desafíos  
 

Erica Lanzini, flamante presidenta de la Comisión Directiva de la Granja Los Pibes, no formaba parte de la institución, pero desde hace bastante tiempo estaba cerca por una cuestión de proximidad tras haber ido a visitar la granja como por haber generado vínculos afectivos con quienes la conducían y por compartir el trabajo que desarrollan respecto de la niñez y la adolescencia en Tandil.
La conducción anterior de la Granja, encabezada por Walter Fernández y Mabel Vaccaroni, entendió que habiendo pasado ya 30 años de gestionar la institución debían cerrar esa etapa. “Junto con ellos siempre había estado Anita Lester y cuando lamentablemente dejó de estar, a ellos empezó a hacérsele más pesado continuar y empezaron a pensar en un equipo que pueda hacerse cargo de la conducción”, explicó Lanzini en diálogo con NUEVA ERA.
“Fue una decisión que me costó”, confió. “La pensé mucho en cuestión de los tiempos por mis cargas laborales y familiares y porque implica mucha responsabilidad. Una respuesta no bien dada en una institución como esta tiene muchas consecuencias para los niños que van a diario. Me costó la decisión pero va a ser lo que haga la diferencia porque fue tomada de forma muy consciente. Asumo la responsabilidad y hablamos con todo el grupo de quienes conformamos la Comisión Directiva acerca del compromiso que implica”, mencionó.
Detalló luego que muchos de los integrantes de la nueva CD “venimos de una militancia más pública, otros de militancias en otras instituciones como clubes y acá, es un tipo de militancia muy particular porque debe haber mucho cuidado y protección de los niños, niños y adolescentes. Y, al mismo tiempo, poder conformar una actitud crítica respecto de cuáles son las condiciones que llevan a esos niños a este tipo de instituciones y ver de qué manera buscamos salidas integrales”.
Teniendo desde hace tiempo cercanía con la Granja, Lanzini sabe que uno de los principales escollos que deberá enfrentar su gestión es la cuestión presupuestaria.
La Granja, dado que forma una unidad de desarrollo infantil depende, en gran medida, de los fondos que gira la Provincia: “ese es el sustento que le permite a la institución garantizar la alimentación de los menores, la educación -que es uno de sus pilares- y la generación de talleres”, dijo y agregó que “hay que garantizar que estén las condiciones para que el financiamiento permanezca y también generar recursos propios”.
Es por ello que esta nueva conducción lanzará una campaña de asociados a la ciudadanía en general: “la Granja no tenía una política fuerte de fortalecimiento del espacio en la comunidad. Y la campaña de socios nos va a ayudar a eso y a garantizar algunos recursos que nos dejen menos vulnerables a cualquier vicisitud que se presente en la Provincia como a cambios políticos”, apuntó.
Otro de los objetivos planteados es fortalecer lazos con el Municipio, los juzgados, servicio local y las escuelas con las que la Granja articula para la escolaridad de los menores.
Desde el año pasado empezó a notarse más demanda de familias para que sus hijos puedan ir a la Granja Los Pibes, comenzó a haber más derivaciones desde los juzgados de familia y desde el servicio local. “En muchos casos la alimentación que reciben en la Granja es la única que reciben en el día. Allí se también se bañan, se higienizan y vuelven a sus casas en condiciones de terminar el día para ir al otro día a la escuela. La Granja sostiene el costo de guardapolvos y útiles escolares”, señaló.
Según datos del último informe de Unicef en Argentina uno de cada dos adolescentes son pobres, dos de cada tres no termina el secundario y hay medio millón de adolescentes que no han empezado la secundaria.
En toda su historia, Granja Los Pibes puso especial énfasis por sostener la escolarización de los menores. “Garantizamos el transporte que retira a los nenes de sus casos, los lleva a la escuela. Luego los retira y los lleva a la Granja y a la tarde los vuelve a dejar en su casa. Ese es uno los costos más altos que tenemos. Nosotros sostuvimos fuertemente que en eso no debemos ajustarnos porque la escolarización de los menores tiene que seguir siendo un pilar fundamental”, expresó Lanzini.
Particularmente respecto a la relación con el Municipio, la presidenta de la institución dijo que “venía relativamente desgastada y para nosotros es importante que encontremos salidas en conjunto, así que vamos a apostar ahí”, subrayó y adelantó que esperan tener en breve una reunión con el Intendente y luego con los equipos de áreas como Desarrollo Social.
También esperan “instalar a la Granja a partir de convenios como otro tipo de instrucciones, desde sindicatos hasta empresas que puedan contribuir con el sostenimiento”.
En la institución se desarrolla un proyecto educativo muy particular que se da a contraturno y tiene que ver con el medioambiente, los recursos naturales y el aprovechamiento que se puede dar a la maravillosa posibilidad de contar con un zoológico. Esas son las causas por las que otras de las relaciones que intentarán fortalecer sea con las esferas educativas.
“Es una institución en donde los vínculos se sostienen por afecto y tenemos hasta una estructura organizativa de tipo familiar, el lazo afectivo termina siendo el sostén”, afirmó.
“Los tres pilares basales de la Granja son el afecto, la educación y el trabajo. Para el tercero de estos valores vamos a reforzar todo aquello que tenga que ver con que todos aquellos que transiten por la Granja estén preparados para formar parte de una sociedad de trabajadores y trabajadoras. Por eso el énfasis en algunos talleres pensados específicamente para la formación en el trabajo como talleres de carpintería, de huerta, y estamos pensando en otros talleres vinculados a las plantas y los animales”. El objetivo es formarlos en términos de responsabilidad y de habilidades ya que “hay niños, niñas y adolescentes hasta los 17 años”, informó.

 
  www.nuevaeranet.com.ar  
 
Nueva Era - Gral. Rodríguez 445 - Tandil - Bs. As. - Argentina
Tel. (0249) 442 1166 (líneas rotativas)