Nueva Era charló con la pediatra Karen Sket (MP 451158), que desde noviembre del año pasado trabaja en Conin. Esta institución tiene como objetivo “erradicar la desnutrición infantil en la Argentina, y lograr un país con igualdad de oportunidades en donde todos puedan desplegar su potencial genético y optar con libertad el camino a seguir”.

Cuando le preguntamos a Karen cómo llegó a Conin cuenta, entre risas, “llegué después de que en un grupo familiar de wasap pusieran “por si a alguien le interesa” y colgaron un aviso en el que pedían pediatras para Conin. La única pediatra de la familia soy yo. Me interesó la propuesta, sobre todo porque era multidisciplinario, había varias áreas para trabajar. Tenía con quien interrelacionarme, por lo general mi trabajo es muy solitario, entonces eso me atrajo”.

- ¿Por qué decís que tu trabajo es solitario?

- Porque uno está solo con el paciente, acá en Tandil no hay muchos equipos interdisciplinarios de pediatría. Esta cosa de trabajar con varias áreas en relación me hizo acordar a cuando yo me forme en la residencia que trabajábamos en equipo.

- ¿Dónde hiciste la residencia?

- En el Hospital Bernardo Housay de Vicente López.

- ¿Qué diferencia de problemáticas se encuentran entre Conurbano y Tandil a la trabajar?

-  La diferencia está en lo social, de alguna manera la pobreza no es tan profunda, la pobreza es pobreza siempre, acá hay un montón de carencias, de necesidades, pero hasta ahora no se ve tanta vulnerabilidad.

De todas maneras, en este momento esa vulnerabilidad es cada vez mayor, empiezan a bajar los sueldos, la inflación, todas estas cuestiones económicas se sienten mucho más fuerte en estas familias. Una ventaja es que acá en Tandil, al ser una ciudad mucho más chica es más fácil de detectar quien necesita ayuda.

- ¿Desde qué etapa comienzan a trabajar ustedes con las familias?

- Desde el embarazo. Los motivos de ingreso a Conin son pacientes de 0 a 5 años que sean desnutridos o tengan alguna carencia nutricional, madres embarazadas, pacientes en situación de vulnerabilidad y los hermanitos de todos estos pacientes ingresan a Conin. La idea es potenciar los primeros 1000 días de ese chico, esto es desde el nacimiento hasta los dos años que es cuando más se puede trabajar y más se pueden modificar las cosas para que pueda alcanzar todo su potencial. Y obviamente seguir trabajando hasta los cinco años.

- ¿Cómo se organiza su trabajo?

- Apuntamos principalmente a cuatro áreas, una es la salud, donde estoy yo. Otra es la nutrición a cargo de la licenciada Fabiana Clifton Goldney (MP 1968), que además es la coordinadora del centro y es como nuestro motor. En la de Psicopedagogía y estimulación temprana está Paula Kolbl y completa el equipo Natalia Gonzalez (M.P 18.346) que es licenciada en Trabajo Social. Mery Fuentes es la Directora de Centro Conin Tandil “Salir adelante”. Hay equipo, que es muy importante, hay equipo.

- ¿Cómo se puede ayudar a Conin?

- Hay una Campaña de socios, por un valor minino de $100 (o más), puede ser por débito automático con tarjeta de crédito Visa o también en efectivo con cobrador. Se puede colaborar con un "padrinazgo" de $1900, que incluye el costo total que se necesita para ayudar un niño que está dentro del programa durante un mes. Y cubre los gastos completos de su atención: sueldos de profesionales; bolsón de comida semanal; transporte; pañales; etc.

Los interesados pueden comunicarse al teléfono 2494578909 y hablar con Claudia Méndez y se les acerca una planilla para completar datos.

Sé que $1900 pesos es montón de dinero, pero acá en Tandil hay muchas empresas que podrían llegar a apadrinar a alguno de los chicos.

-¿Cuántos chicos tienen?

- En este momento hay en el programa Conin 21 familias ingresadas; 32 niños reales y los beneficiarios indirectos suman 34 personas (13 papás o parejas y 21 hermanitos mayores de 5 años).

Son un muchas las familias que dependen de nosotros y de otras instituciones que nos ayudan. La verdad es que estamos con un montón de cosas. Estamos haciendo el centro nuevo al que necesitamos con urgencia.

En este momento estamos trabajando en la Capilla de San Cayetano (San Francisco 2148) que nos dio un lugar, pero necesitamos nuestro lugar para poder realizar toda la actividad que quisiéramos desplegar y ahora no podemos.

Con todas estas familias nuevas que están ingresando, en los últimos dos meses fueron muchas las que llegaron a Conin, ya es que eso nos apura a terminar lo más rápido posible.

- ¿Cuál es el primer paso?

- Visualizar la carencia, que a veces es lo más difícil. Una vez que se acepta que hay algo que falta y hay alguien que ayuda las cosas son un poquito más fáciles.

- ¿Desde qué idea parten?

- La idea de Conin es educar desde lo más simple, hasta lo más complejo. Enseñar, explicar, educar a las madres y a los niños de una forma positiva. Al jardín o a la escuela se le suman cuatro horas en Centro una vez por semana.

Los chicos están con la psicopedagoga, están estimulados, se les hace la evaluación médica, la nutricional, hay una trabajadora social que atiende las demandas que las familias tienen. Ver en qué los podemos ayudar.  Ella trabaja con el Municipio y articula para conseguir la asistencia.

Además están todos los talleres que damos. El último fue con un chef de Monarca que les enseñó a hacer panes, masitas. Cosas que puedan cocinar a partir de los elementos que nosotros les damos en los bolsones.

- ¿Cómo arman esos bolsones?

- Con la ayuda del Banco de alimentos Tandil que nos ayudan un montón. También hay donaciones de los voluntarios que a veces no pueden ayudar con dinero pero por ejemplo con donan un pack de cajas de leche que es tan necesaria, sobre todo en la primera infancia.

- ¿Cómo cubren la parte nutricional que aportan las verduras o la carne?

- Lamentablemente el tema de la carne es muy difícil, pero no lo podemos incluir. Nos encantaría, pero por una cuestión de costos no lo podemos incluir. Además es muy difícil manipular ese tipo de alimentos para evitar contaminaciones. Si les entregamos quesos, yogures, la parte de frescos, siempre dependiendo de que haya en el Banco de Alimentos, tenemos esa limitación. A veces que hay un montón de cosas y otras escasea.

Intentamos que sea variado y lo completo. No le damos carne, pero le damos huevos y entonces la parte proteica está cubierta.

Con respecto a los vegetales, la mayoría los recibe a través del Municipio y entre todos complementamos.

- Muchas veces se habla de la dieta balanceada, pero a veces es difícil lograrlo.

- Es difícil balancearlo, pero al ser a veces pacientes con desnutrición, les damos postrecitos, les enseñamos a las mamás a hacerlos a partir de la maicena, leche, sémola. Todas esas cosas de las que se encarga la nutricionista, Fabiana Clifton, que es la coordinadora de nuestro centro y está con doble tarea. Ella está desde el comienzo del centro.

Terminando ya nuestra entrevista le preguntamos a la pediatra Karen Sket qué cosas aprendió en Conin. Luego de pensarlo unos segundos, la respuesta fue “a ver y escuchar, me di cuenta que hay tanto para hacer, tanto para hacer. Aprendí a no pensar que esta todo resuelto, que está todo mal. Aprendí a que se pueden modificar un montón de cosas”.

“Lleva mucho trabajo, más trabajo que darle las cosas hechas y decirle ‘tomá, esto es para vos’. Aprendes eso, que el trabajo es largo, pero que se puede. Que desde abajo también se puede. Hay que tener ganas de hacerlo, porque no es un trabajo fácil. Las cosas se pueden cambiar. No todo está perdido, se puede hacer mucho. Siempre se puede encontrar un hueco por el que meterse, un lugar desde el que de a poco empezás a cambiar cosas. Se puede mostrarle a la gente que pueden vivir distinto. Que la pobreza no es definitiva.”

“Se puede ayudar y se tiene que ayudar. El que puede, tiene que ayudar. Esta era una cuenta pendiente mía. Yo fui a la UBA, es una universidad pública, gratuita. Es como devolverle algo a la gente. Devolverle a la sociedad un poco de lo que la sociedad me dio a mí. Pagó sus impuestos para que yo pueda estudiar. Entonces esto es la vuelta de todo eso. Me parece que de eso se trata un poco la vida. En este momento yo lo puedo hacer. Hay momentos en que uno lo puede hacer y otros que no. Pero este es mi momento”.

 

 

EL NUEVO CENTRO

 

- ¿Dónde va estar el nuevo centro de Conin?

- En Darragueira y Vistalli. Estamos colocando las cañerías de calefacción, pero todavía no tenemos la caldera, igual pensamos mudarnos a más tardar en agosto o septiembre.

- ¿Qué les va a aportar el nuevo centro?

- Por lo pronto un lugar propio. Un lugar en el que podamos estar y cada una tenga su espacio. Cada una va a tener su consultorio. La idea es que haya una cocina para dar los talleres. Un espacio donde puedan estar las madres y recibir otro tipo de conocimientos. Por ejemplo, les estamos enseñando a armar su curriculum vitae. Pero bueno, todo eso hay que llenarlo.

- ¿Qué cosas se necesitan?

- Obviamente ahora vamos a necesitar equipar, porque tenemos todo compartido, pero hay que armar cada consultorio. Así que se necesitan escritorios; sillas; balanza infantil con tallimetro; camilla; alfombra didáctica; sonajeros blandos; sonajeros duros; test Rodríguez y tepsi. Frazadas; ropa de abrigo para bebés y niños; carritos y sillitas de bebés; corralitos para tenerlos en el centro.

- Dijiste que son muchas las familias que están ingresando en los últimos meses, ¿por qué?

- Las carencias se ven cada vez más, se van agudizando. A la gente le empieza a flaquear el bolsillo y no llega. La comida empieza a desbalancearse y comienzan o se agravan los problemas nutricionales.

- ¿Cómo llegan a Conin?

- A veces los derivan los médicos de las salitas o los trabajadores sociales. Eso es en la mayoría de los casos. Pero algunos llegan a través de las familias que ya están en el centro y ven a vecinos o familiares. Nos cuentan y nosotros vamos, los visitamos y les contamos de qué se trata Conin y así ingresan.

La Cooperadora de la Nutrición Infantil (CONIN) fue fundada en Mendoza en 1993 por Abel Albino, tomando como modelo el proyecto de Fernando Mönckeberg en Chile, quien logró quebrar el flagelo de la desnutrición en su país. Busca conseguir un país con igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos y donde todos puedan optar con libertad el camino a seguir. Para ello, realiza un abordaje integral e interdisciplinario de la problemática social, a través de una actividad de prevención y de recuperación, sustentada en tres pilares básicos: docencia, asistencia e investigación.

La intervención que realizan no sólo apunta a ofrecer un aporte satisfactorio de nutrientes al niño, sino también a potenciar a la familia como la primera escuela de humanidad y, dentro de ésta, brindar especial atención a la madre (primer agente sanitario de su hijo).

En nuestra ciudad se fundó hace más de diez años.

 

OTRAS MANERAS DE AYUDAR

 

Conin lleva adelante una campaña que se llama “Pintemos nuestro futuro”, a través de su facebook (www.facebook.com/conintandil.conin). Se puede donar un valor optativo que se traslada a litros de pintura. Esto puede hacerse en las pinturerías ColorShop, Rodríguez 1602; pinturería Sarmiento, Mitre 899 y Mimetizarte, Cuba Esq. Colombia.

Además el 1º de julio, a las 20, en La Confraternidad, el grupo teatral de Cristina Carone presentará la obra “Qué noche de casamiento”, las entradas anticipadas pueden adquirirse en Berardi Viajes por un valor de $120.

Junto con el Banco de alimentos y Pájaritos de la calle, conin está organizando una cena. El valor de la tarjeta es $ 1500 por persona. Como años anteriores se puede pagar con tarjeta VISA en tres cuotas. Durante el evento habrá espectáculo de artistas locales.

 

 

Una visita desde la India

 

Durante la primera semana de febrero, el Dr. Abel Albino viajó a la India donde se reunió con autoridades de ese país para compartir la labor de CONIN en Argentina e intercambiar experiencias y establecer posibles vías de cooperación que se plasmarían en un convenio de trabajo en conjunto.
El Presidente de CONIN fue invitado por el Rotary Club para exponer en una conferencia sobre pobreza y desnutrición.
La India es el segundo país del mundo por población, después de la República China. Allí  prevalecen las desigualdades sociales, las que persisten a pesar de cierta expansión económica alcanzada en las últimas décadas.

La mortalidad infantil es de 44 por mil, mientras que Chile tiene una tasa de 7 por mil luego de 40 años de Metodología CONIN. Es por eso que están muy interesados en los centros de prevención de la desnutrición.

En ese marco llegó a nuestra ciudad Roshni Vakilna, nutricionista especializada en Salud Publica, para interiorizarse en la metodología proveniente de ese país. En su recorrida también visitó los centros de Mendoza.
la visitante quedó muy impactada por el trabajo en red que se realiza en Tandil. Visitó el BAT (Banco de Alimentos Tandil) y lo que más le impresionó fue el Hospital Infantil de nuestra ciudad.
Allí, la doctora Marta Brea, directora de la institución, los acompañó en una recorrida por todo el hospital y enfatizó mucho en el trabajo que el hospital realiza en Lactancia. Este punto en particular llamó la atención del doctor Abel Albino y lo mismo sucedió con Roshni Vakilna que le encantó el tema de lactancia y como se aborda desde la salud pública.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoJueves
BRASIL-

Av. Brasil 165Tel: 0249 Tel. 422-1399

CICALA

Quintana 658Tel: 0249 4453202

TANDIL.

9 de Julio 493Tel: 0249 Tel. 444-2863

LAS MÁS LEÍDAS

29OCTCastaño: "el también conoce a los atacantes y tuvo la cautela de no nombrarlos para no exponerse"

28OCTEncontraron un cuerpo sin vida a la vera del arroyo Langueyú

18OCTBrisa Bruggesser, tandilense medalla de oro: “Todavía no lo puedo creer, no caigo”