Mientras sonaban de fondo los sonidos de amoladoras o circulares dispuestas a cortar los mosaicos para la ampliación edilicia en los tribunales, NUEVA ERA entrevistó a Agustín Echevarría, juez a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de Tandil -perteneciente al Departamento Judicial de Azul- y a su secretaria, Ana Ravioli. Explicaron cómo funciona la modalidad de juicios por jurado y las ventajas que habrá próximamente al contar con una sala de deliberaciones.

La instauración de juicios por jurado en la Provincia de Buenos Aires tiene como punto de partida la aprobación en 2013 de la ley que los definió. De todos modos, “se empezó a aplicar a las causas nacidas a partir de la ley, con lo cual, hasta que se empezó a implementar pasaron algunos años”, comenzó puntualizando Ravioli.

El primer juicio por jurados llevado a cabo en la ciudad es de fines de 2016. Desde ese momento se han llevado a cabo en Tandil cinco juicios con esa modalidad.

“Es una experiencia que se está desarrollando en toda la provincia. El Departamento de Azul es el que está segundo en cantidad de juicios por jurado. El primero es Bahía Blanca. Hay ciudades, como La Plata, que prácticamente no los han celebrado y acá se ha adquirido un ritmo bastante interesante”, informó el juez. La secretaria agregó que “la cantidad está en alza, va a haber cada vez más”.

Consultados sobre si la experiencia resulta positiva o no, Echevarría alegó que “para evaluarlo hay que dejar pasar mucho tiempo”. Recordó que “recién ahora se están cumpliendo veinte años desde que ser realizó la reforma procesal que instauró la oralidad en la provincia. Es mucho tiempo pero para hacer una evaluación es relativo” por lo que, respecto al cambio de la implementación de juicios por jurado, “para sacar conclusiones definitivas va a llevar su tiempo”.

De todos modos, celebraron como positivo el poder cumplir finalmente con el mandato constitucional para la instauración de los juicios por jurados, presente desde 1853 pero nunca llevado a cabo hasta esos últimos años. “Era una deuda que tenían los legisladores”, afirmó Echavarría.

Luego, abordaron dos complejidades importantes que deben atravesar desde el Poder Judicial en nuestra ciudad para la realización de esos juicios: la logística para asegurarse la presencia de los jurados elegidos y las condiciones edilicias.
En la primera de ellas, es fundamental la extensión del distrito, ya que abarca los partidos de Azul, Benito Juárez, Bolívar, General Alvear, General Lamadrid, Laprida, Las Flores, Olavarría, Rauch, Tandil y Tapalqué. La vastedad del territorio resulta ser más grande que varios países europeos. “El sorteo para elegir jurados se hace en todo el Departamento Judicial de Azul, que es un territorio muy grande. Entonces viene gente de todos lados y hay que lograr que vengan”, mencionó el magistrado.

En tanto, Ravioli explicó que desempeñarse en el rol de jurado, si se sale sorteado, es una carga pública. “Se toma el padrón electoral y se hace una depuración inicial sacando a las personas que tienen impedimentos para serlo ya sea por edad, por pertenecer a las fuerzas militares, al Poder Judicial o ser abogado”.

Luego se hace un sorteo por número de DNI y se llega a un listado de 48 personas a las que se notifica y se convoca, pero para el juicio debe haber 12 jurados titulares y 6 suplentes.

En caso de que sea una persona que trabaja en relación de dependencia, tiene derecho a cobrar como si estuviese presente en su trabajo durante el día -o los días- que dure el juicio. Si es una persona independiente, el Estado le paga un monto regulado por una unidad denominada “deuce” que tiene, hoy por hoy, un valor de dos mil pesos.

“Es muy importante que quede claro que ni la defensa, ni el fiscal, ni el tribunal conoce a esas 48 personas que fueron sorteadas. En la audiencia de selección de jurados, las partes tiene la posibilidad de objetar a algunos de ellos con lo cual el número se reduce”, remarcó Echevarría. Para que se comprenda, el juez puso el ejemplo de un hipotético juicio por una muerte en un siniestro vial y en que una persona sorteada para ser jurado haya tenido un familiar fallecido en circunstancias similares. “Se supone para la legislación que no tendría la objetividad suficiente y, tal vez, una de las partes lo objeta. Esa es la idea de la selección de jurados”, afirmó.

El segundo gran inconveniente es el edilicio. Al respecto, Ravioli expuso que la sala de audiencias con que ya contaba el edificio “es excelente para realizar juicios como venían siendo hasta ahora. El problema ahora es que necesitábamos que el jurado tenga su intimidad para deliberar y para que no sea influenciado por nadie”.

Hasta ahora, el inconveniente radicaba en mantener la situación bajo control, sobre todo en los cuartos intermedios, teniendo “al jurado, a las partes, al imputado que muchas veces viene detenido, los familiares del imputado, el público”, todos en una misma sala. Sobre todo, teniendo en cuenta el resguardo de seguridad para el imputado, el jurado y evitar que no haya problemas en el público.

Por ello, las reformas edilicias que se están implementando incluyen una sala de deliberación contigua a la sala de audiencias –que incluirá un baño y una pequeña cocina- para que el jurado pueda retirarse y quedar en un marco de intimidad. Quien haya visto películas norteamericanas con tramas judiciales al estilo de “Doce hombres en pugna” se hará una idea bastante aproximada a cómo funciona el sistema y al gran avance que implicará la culminación de esa remodelación en el edificio tribunalicio tandilense de calle Uriburu ya que, hasta el último juicio, para garantizar la intimidad del jurado, los conducían por dentro del edificio hasta la sala de audiencias del Tribunal de Trabajo.

La ampliación en construcción también preve otra pequeña habitación para la espera y el ingreso de los testigos, asegurando que no se crucen en el camino imputados, jurados, público, etc.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoJueves
BERLARI

Figueroa 719Tel: 0249 4451873

DE LA CIUDAD

Av. Buzon 542Tel: 0249 4432498

ROMA

Sarmiento 797Tel: 0249 4427246

LAS MÁS LEÍDAS

08AGOEl placer del sueño cumplido

26JULAccidente fatal en Garibaldi al 400

18JULTandilense protagonizó un violento despiste en la Ruta 29