El 18 de marzo de 2019 no fue un día común para Inés Szigety. La Licenciada en Artes Visuales fue invitada a participar durante esa mañana de la inauguración tan anhelada del nuevo edificio de la Escuela Polivalente en virtud de haber sido inspectora de la modalidad Artística desde 2009 a 2018.

Pero ese encuentro lleno de alegría se convirtió, de un momento a otro, en uno de temor. Mientras dialogaba con una colega en el marco de un brindis, se le acercó Roberto Pérez –chofer y mano derecha del Intendente- y la amenazó.

Esa acción, que ya tiene una causa abierta en la justicia, se debió a que Szigety es una de las firmantes de un colectivo de artistas que denunciaban irregularidades en el traslado de unas obras del MUMBAT –que es coordinado por Indiana Gnocchini, pareja de Pérez- para ser exhibidas en el Museo Lucy Mattos de San Isidro.

NUEVA ERA dialogó con la denunciante quien recordó que cuando terminó el acto oficial de inauguración de Polivalente, “hay otra instancia en el SUM, en donde las autoridades, personas allegadas, de la cooperadora y alumnos del Centro de Estudiantes íbamos a hacer un brindis”.

“A ese lugar, en donde había mucho menos gente, también se acerca la comitiva del Intendente. Entre ellos, Roberto Pérez. Yo estaba charlando y comiendo algo con una compañera y, cuando ingresa la comitiva, él se separa de ellos al descubrir que yo estaba en el salón, viene como una flecha hacia nosotras y me increpa a mí –con el dedo amenazante y con un tono bastante fuerte- diciéndome que sabía que yo había participado de las firmas por el tema del traslado de las obras del museo. Me dijo ‘dejate de joder porque esto no va a quedar así y te va a salir caro’. Y así como apareció, interrumpió, dijo eso, y dio media vuelta. Irrumpió y se mandó a mudar. Yo quedé medio perpleja porque no me lo esperaba. La chica que estaba conmigo también, quedamos las dos muy sorprendidas. Yo me sentía mal para quedarme en ese contexto y me fui del lugar”, relató.

“A los días empezó a caerme la ficha de que era una actitud nefasta. Lo que buscan es amederentarte y en ese momento no tuve reacción para devolverle las palabras ni para discutirle nada. Y empecé a sentir que me flaqueaban un poco las fuerzas para continuar con lo que estábamos haciendo porque empecé a sentir miedo”, agregó.

La artista afirmó que “luego, lo charlé con gente amiga y tomé la decisión de llevar la denuncia a la Fiscalía porque me parecía que era una manera de preservarme si algo me pasaba. Empecé a tener miedo de que efectivamente este fuese el principio de una serie de amenazas porque yo no iba a desistir. De hecho, seguimos juntando firmas y trabajando sobre la denuncia del mal traslado de las obras, del mal uso del patrimonio”.

“A la única persona que llamaron a hacer una ampliatoria es a mí, en mayo. A mi testigo nunca la llamaron y, hasta donde tengo entendido, tampoco han llamado al imputado”, dijo acerca del estancamiento en el que habría entrado la causa.

“En un primer momento no había querido salir a los medios porque me parece cada cosa tenía su lugar. Pero viendo que en el ámbito de la justicia está todo muy tranquilo, me parece que estas cosas hay que visibilizarlas como prácticas horrorosas que ya tendrían que estar totalmente fuera de circulación, que hacen a la política vieja y nos hacen recordar años nefastos de la Argentina. Y, sobre todo, teniendo en cuenta cómo se llenan la boca con slogans que los enmarcan como gente más ‘progre’. Que alguien que tiene un poquitito más de llegada al poder apriete a una persona de a pie me parece que no va, no es el camino”, evaluó.

“Desde el Municipio no hubo nadie que se haya expedido sobre esto. Lo dan como una práctica pareciera común. ¿Están tan acostumbrados a hacer este tipo de cosas que no les parece deshonroso que una persona que forma parte de una comitiva y en horario de trabajo apriete a otra?”, se preguntó.

Indicó como hechos significativos que desde Recursos Humanos del Municipio no le hayan llamado la atención a Pérez y la ausencia de declaraciones de funcionarios repudiando el accionar del chofer.

En mayo último –es decir, días después del hecho mencionado- Szigety recibió el Premio Artista Tandilense del XLVII Salón Nacional de Artes Visuales en el MUMBAT.

“En ese contexto, nadie de la comitiva se acercó a saludar o a disculparse en nombre de esta persona. Es más, él andaba dando vueltas en el salón, cosa que me puso muy nerviosa porque yo había pedido expresamente que no estuviera ya que quería vivir ese galardón con cierta tranquilidad y me sentía intimidada con su presencia. El señor, no sólo estuvo, sino que se acercó a gente allegada a mí. Y eso demuestra el poco cuidado que tiene con estos temas”, expresó.

Szigety dijo no saber si el accionar de Pérez responde a una bravuconada personal o a algo premeditado, “pero él responde a un poder que se sintió muy molesto con nuestras denuncias. Toda la gente del oficialismo avaló y trató de proteger las acciones bastante desprolijas de la coordinadora (del Museo). Ni la Subsecretaria de Cultura y Educación (Natalia Correa) ni la Directora de Cultura (Irina Taraborelli) salieron a poner las cosas en su lugar o a decir que iban a investigarlo o analizarlo. Trataron de salir adelante en defensa o tapando irregularidades que todavía no están claras”. En esa causa, el fallo del Tribunal Criminal 1 fue apelado por la Defensoría del Pueblo de Tandil y recaerá en la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata.

Szigety analizó que Pérez “pudo haber actuado sin hacer una consulta previa, pero después entendí que estaba totalmente avalado. Porque sino, la gente que lo rodea habría salido a desprenderse de estas acciones, a separase y a poner las cosas en su lugar”.

La Licenciada en Artes Visuales, docente e inspectora de Artística jubilada notó “mucha soberbia, mucho desprecio a la persona disidente, a la que opina distinto o plantea algo que –a mi juicio y al de mucha gente, ya que terminamos con una solicitada de 350 firmas- es irregular. O sea, que hay mucha gente que considera que lo que se hizo fue irregular. Mucha pedantería y poca tolerancia al cuestionamiento”.

“Es un tema que, en la medida de que ellos no le den una solución, no debería dormirse. Por eso me parece importante que los medios lo tomen. Pirque si dejamos que estas cosas se naturalicen, estamos avalando un montón de otras practicas. Es una amenaza, una forma violenta de psicopatear una persona. Son prácticas que lamentablemente están dentro de nuestra sociedad y de la política. Y me parece que todos tenemos que no acostumbrarnos y señalarlo. Porque es la única manera de que las personas que tiene estas costumbres de patotear, de amedrentar, de gritonear y creer que de esa manera logran sus objetivos, estén más atentos y se den cuenta de que hay una sociedad cada vez menos tolerante de estas acciones”, expuso.

Finalizó rememorando que “en ese momento sentí miedo. Me imagino el miedo que puede llegar a sentir una persona que transita por otras instancias de violencia como la doméstica, donde no hay testigos. Entonces hay que señalarlo y visibilizarlo. Y más, viniendo del orden político”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoDomingo
HEER

Chacabuco 185Tel: 0249 Tel. 442-6610

MARZOCCA

Av. Marconi 1201Tel: 0249 Tel. 442-8166

PEDEMONTE

Av. del Valle 171Tel: 0249 Tel. 445-0344

LAS MÁS LEÍDAS

13SEPHallan muerto a conocido comerciante local

06OCTUna menor falleció luego de un vuelco en un camino rural

14SEPMás de 10 cervecerías en la 4ta edición