La construcción de la escuela ubicada en 4 de abril entre Sarmiento y San Martín, que tantos dolores de cabeza trajo en los últimos años, vuelve a estar paralizada hasta tanto se efectivicen los pagos de quincena a los 25 obreros que allí trabajan. La empresa constructora aduce que desde Provincia les adeudan los últimos cuatro certificados de obra.

El caso actual no parece ser igual a los anteriores dentro de la extensa problemática que afrontó la obra desde sus comienzos. La construcción está en su última etapa ya que restan algunos techos, reboques, pisos y las terminaciones finales. De todos modos, ante el atraso del pago a los 25 obreros de la última quincena de julio que debían haber percibido el pasado viernes, se decidió la medida de fuerza con el apoyo de la UOCRA Tandil.

La Unidad Ejecutora Provincial libera los pagos a la empresa adjudicataria a través de los certificados de obra, pero la constructora aduce no haber recibido los últimos cuatro pagos por parte de la Provincia. 

Daniel Sagrera, titular de sindicato de los obreros de la construcción en nuestra ciudad, dijo a NUEVA ERA que “hoy por hoy no se está trabajando hasta que la gente no cobre. El tema es que la empresa, por lo que dicen ellos y creo que debe ser así, le están debiendo cuatro certificados. No es poco. Entonces ha llegado a una situación que no han podido efectuar el pago de esta quincena”.

“Venían cumpliendo muy con la gente, sin ningún atraso. Inclusive hay días que habían pagado antes. Pero veníamos desde una quincena atrás con un día o dos de atraso. Esta última semana tendrían que haberla cobrado el viernes. Primero dijeron que iban a pagar y después que iban a pagar el próximo viernes y con la incertidumbre de la gente no se puede jugar”, argumentó el gremialista.

Por ello desde ayer a la mañana se decidió mediante una asamblea de trabajadores la paralización de la obra hasta tanto se efectúen los pagos correspondientes. “Hay que ver cómo sigue la situación. Yo creo que la obra se va a terminar. Sería una verdadera pena faltando tan poco. Una obra que se ha hecho tanto y con tanta problemática para Tandil. Sabemos que es una obra conflictiva y con muchas empresas que han venido, cobraron el anticipo financiero y se han mandado a mudar. No queremos volver a vivir esa situación”, sostuvo.

“También se vivió la misma situación con la empresa Vitruvius SA que, en su momento, agarró la escuela Polivalente y la 501 y se mandó a mudar y no le pagó a la gente, no pagaron liquidaciones finales, nada”, agregó.
La obra tiene en su haber ya cuatro empresas en su tortuosa historia. La actual, Server SA, se hizo cargo de la deuda de la anterior -Cartelle SRL- y anteriormente habían pasado Luen SA y Vitruvius SA.

De todos modos, Sagrera se esperanzó ya que “cuando tenés la duda o al sospecha de que están levantando campamento para irse, ves movimientos previos. Acá no se ve nada de eso porque los materiales están”.

Indicó que “no falta mucho. En dos o tres meses estaría terminado. Falta una pequeña parte del techo y la parte de arriba está prácticamente terminada. Está pintada y todo. Están avanzando en la parte de abajo pero no falta mucho”. 

La cantidad de obreros que emplea la construcción del Polivalente en esta etapa
Es de 25 personas. El secretario general de la UOCRA en Tandil indicó que el problema de la falta de pago afecta “no sólo a los 25 sino a todo su grupo familiar”.

En tanto, Nancy Mazza, directora del Polivalente, aseguró a este Diario que se enteró de la paralización de la obra por los medios que fueron a la escuela para investigar.

“Hasta ahora se venía trabajando bien en la obra”, precisó. 

Luego relató que “con el cambio de gobierno, hubo un primer momento en el que se frenaron todos los proyectos y luego comenzaron a darle continuidad a algunos de ellos y ése fue el caso de la obra en Polivalente. Siempre, de entrada, la obra tuvo continuidad y eso es de buena expectativa para nosotros”, concluyó.

La situación de la construcción en la ciudad

Daniel Sagrera afirmó, en diálogo con NUEVA ERA que “en Tandil siempre hay obra. En el desastre del 2001, cuando el país estaba prácticamente sin trabajo, era uno de los pocos lugares, junto a Cariló y Mar de las Pampas, en donde dentro de todo había trabajo. Sabemos que Tandil es muy pujante en el tema de la construcción”.

Así y todo, “la situación ha cambiando muchísimo”. Detalló como síntoma que distintas personas comenzaron en el último tiempo a acercarse al gremio para pedir trabajo: “cuando vemos que gente que normalmente tiene trabajo y empieza a venir a anotarse para pedir trabajo, sabemos que es porque la situación no está bien”, dijo.

“Ha venido gente que normalmente trabaja por cuenta de ellos como subcontratista, incluso gente inscripta como contratista, han venido a pedir trabajo -aunque sea por día- en una obra porque se han quedado sin trabajo”, contó alarmado.

Por último, analizó que una de las cosas que paraliza la construcción “es el tema de la especulación con el dólar. Lamentablemente eso influye muchísimo”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoSábado
LAS MÁS LEÍDAS

29SEP¿Qué es el Asperger y cómo debe ser la escolarización de los chicos con este síndrome?

07OCTTragedia al fallecer una pequeña de tres años tras caer de un octavo piso

05OCTCamuzzi traslada tasas municipales a usuario