La historia del nuevo edificio de Polivalente ha tenido múltiples eslabones, muchos de ellos cedieron por momentos y cortaron la cadena que lleva a una obra que alguna vez debiera estar finalizada.
El camino de la sede propia se inició allá por 1991. En esa época escuchábamos Nirvana; Red Hot Chili Peppers; Pearl Jam; Gun N'Roses y Metallica. Los chicos de la Poli festejaban el nuevo edificio y ya se imaginaban en 4 de abril y Sarmiento. Pasábamos por la esquina de la Plaza del Tanque y decíamos: “acá van a hacer Polivalente”.
Presidente, Carlos Menem; gobernador, finales de la gestión de Antonio Cafiero; el intendente por esa misma época era Gino Pizzorno. Año de elecciones, para diciembre, Cafiero había cambiado con Duhalde y Pizzorno con Zanatelli.
En ese año apareció la ley de la Convertibilidad y su tan famoso 1 a 1, paridad del dólar peso, la ley del Cupo Femenino para aumentar la representatividad de las mujeres en el Congreso. Y el país pedía por Justicia ante la muerte de María Soledad Morales.
El tiempo pasaba y la piedra fundamental no se convertía en cimiento ni en paredes. En 1999 la paciencia se acabó y todas las promesas incumplidas sumaban una larga lista. Los padres comenzaron a movilizarse y a ponerse al frente de los reclamos. 
Presidente: Fernando De la Rúa; Gobernador, Carlos Ruckauf; intendente, aún, Julio Zanatelli. Nos acercábamos a los cacerolazos; el corralito; y el cambio de Tandil, tal como lo conocíamos.
En el 2003: año de elecciones, nuevamente, fin del interinato de Duhalde, se acercaba Néstor Kirchner, Solá era el Gobernador y en Tandil estaba Indalecio Oroquieta que había reemplazado a Julio Zanatelli (renunció a su cargo en 2002 por cuestiones de salud). A fines de ese año comenzaba la era Lunghi.
Los padres pidieron al Municipio que se ponga al frente del reclamo y apoye a la comunidad educativa en la lucha por un nuevo edificio. Lucha que para esa época ya llevaba más de una década.
En agosto 2004 se comenzó a construir el primer módulo en el predio de Sarmiento y 4 de abril. Pero otra vez quedó todo parado hasta el 2011, cuando el Centro de Estudiantes de la Escuela asumió un rol central en la lucha por el nuevo edificio. Veinte años después de la piedra fundamental. 
Al poco tiempo, todo se detuvo nuevamente. En ese momento el inconveniente había surgido por la rescisión del contrato con la empresa constructora LUEM SA ante sus incumplimientos en la construcción del segundo bloque. El vínculo con esa empresa concluyó en 2012.
En 2013 la Unidad Ejecutora Provincial gestionó ante el Gobierno nacional la financiación del módulo inconcluso y la ejecución del proyecto. Los siguientes en la lista de constructoras asignadas fueron Cartelle S.R.L. que en junio del 2015 fueron reemplazados. 
Por esa época, el titular de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) Mariano Puccio explicaba que la obra se había visto interrumpida por dificultades económicas de la empresa constructora, "la obra está totalmente financiada" y que "en los próximos días se va a estar trabajando nuevamente".
La interrupción de la obra se debía a cuestiones ligadas estrictamente al concesionario privado que llevaba adelante la construcción.
Luego de las medidas de fuerza que afectaron la consecución de la obra en el nuevo edificio, Provincia intervino para garantizar la culminación, resolviendo nuevamente un cambio de adjudicatario. Cartelle S.R.L.ya no seguiría al frente de la obra del nuevo edificio de la Escuela. 
En julio de 2015, la Unidad Ejecutora Provincial, formalizaba la toma de posesión de la obra en construcción y designaba a la empresa Server S.A. para reactivar las tareas, con el primer objetivo de culminar el sector de aulas y talleres que da a calle 4 de Abril, que debían ser entregadas a las autoridades del colegio, el 20 de julio de ese año.
En un acto encabezado por el intendente Miguel Lunghi y el ministro de Educación de la Nación Alberto Sileoni, se llevó a cabo el jueves 8 de octubre de 2015 la inauguración de los nuevos módulos del edificio de la Escuela Polivalente de Arte. 
El jefe comunal decía: "Es una día de fiesta para nuestra ciudad, se trata de una obra muy esperada que demandó mucho esfuerzo por parte de todos: yo mismo fui con más de cinco carpetas al Ministerio de Educación de la Provincia. Como dijo Nelson Mandela, "la educación es el arma más poderosa de los pueblos", por eso seguimos apostando al crecimiento de esta escuela emblemática de nuestra ciudad".
Desde ahí, parecía todo marchar hacia la tan ansiada conclusión de la obra, algún sobresalto que otro como en agosto cuando se detuvieron los trabajos porque la ahora disuelta Unidad Ejecutora Provincial (UEP) le debía más de 6 millones de pesos, correspondientes a tres certificados (etapas finalizadas de la obra). Cuando se regularizaron esos pagos, se continuó con la labor.
A mediados de enero, la comunidad educativa de la Escuela Polivalente ya había entrado en alerta por la disolución de la UEP y la posible suspensión de tareas de la empresa por la deuda que tenía el Gobierno provincial nuevamente con ellos.
A principio de mes, se supo que lo que detuvo la obra no fue la falta de pago, sino que el Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar, rescindió el contrato con la empresa SerBer SA.
“Esto se realizó debido a los numerosos incumplimientos por parte de la empresa en los últimos meses” informaron desde el Ministerio. “Hoy la empresa fue notificada vía cedula” agregaron.
“A partir de ahora se realizará un proyecto de lo que falta para culminar la obra (aproximadamente un 20 %) para luego volver a licitarla y poder terminarla lo antes posible”, señalaron en esa oportunidad desde la cartera de educación bonaerense.
El titular de la empresa SerBer, Atilio Cignoli, dijo en su defensa que desde el Ministerio se lo acusa de múltiples incumplimientos, pero que ellos no saben cuáles son. “La obra nunca estuvo abandonada”, explicó y agregó que ellos (por la Provincia) incumplieron. “Nosotros tuvimos una reunión con un señor llamado Nicholson el 31 de enero y dijo que estaba bien, el 1 de febrero nos llegó la cedula de notificación.”
“Nos deben 18 millones, más dos etapas que son casi 2 millones y medio de Polivalente que es igual a la multa que ellos me ponen por incumplimiento. El monto total de la deuda es de una escuela, es mucho dinero.”
Ante esta sucesión de hechos que derivó nuevamente en obra detenida y el edificio de Polivalente flotando en el limbo, otra vez, los alumnos de la Escuela decidieron movilizarse el sábado 17 a las 18 hasta la Glorieta de la Plaza Independencia.
En un comunicado enviado a los medios expresaron:
“Dado que pasan los años y la escuela Polivalente de Arte sigue sin tener un edificio propio y en condiciones dignas, los alumnos, cansados de que se nos impida el normal desarrollo de las actividades dentro del establecimiento, decidimos movilizarnos expresándonos de la mejor  manera que sabemos: utilizando el aprendizaje que nos brinda nuestra escuela. 
Somos un grupo de estudiantes avocados a la petición al/los gobiernos de turno para que llegue la tan ansiada finalización de la parte edilicia. Tanto tiempo ha pasado desde que comenzó este sueño que nuestros mismos padres vivieron en carne propia el inicio de esta lucha. 
La movilización se realizara el sábado 17 de febrero a las 18 en la glorieta de la Plaza Independencia. Los alumnos presentaremos música así como también pintura, escultura y dibujo en vivo.
Invitamos a toda la comunidad a sumarse a nuestro pedido para lograr, finalmente, cerrar esta añeja herida que involucra a toda la sociedad tandilense”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoLunes
COLON

Av. colon 1201Tel: 0249 4423199 | 4422223

DEL CENTRO

Rodriguez 667Tel: 0249 Tel. 4423020

SUBELZA

Av. Falucho 701Tel: 0249 4443038

LAS MÁS LEÍDAS

30SEPUna estudiante de Gonzales Chaves murió al caer de un noveno piso

23SEPFalleció Juan Marcos Angelini

15OCTUn premio para el doctor Marcazzó