• LOCALESVolver

    TRANSPORTE PUBLICO

    Para Labaroní la nueva licitación depende de que “haya una idea de cómo va a ser la política de subsidios”

    Miércoles, 06 de Noviembre de 2019 | 12:24 hs
La concesión actual del transporte público de Tandil, dada por diez años, vence el último día de febrero de 2020, pero hasta el momento no hubo avances respecto de la confección de los nuevos pliegos licitatorios. Nueva Era conversó con el concejal José Luis Labaroní respecto a qué aspectos debería abordar el nuevo texto de bases y condiciones y al momento crítico desde lo económico y de muchos cambios en los lineamientos políticos -dado el cambio de gobierno nacional y provincial- en el que se debe generar el nuevo pliego.

José Luis Labaroní, presidente de las Comisiones de Economía y Administración y de Transporte y Tránsito del HCD, abordó la temática de la presentación de pliegos para las bases y condiciones para una nueva concesión que se debiera presentar para el transporte público de pasajeros en nuestra ciudad y admitió que «en el Concejo se ha estado hablando y hubo alguna definición implícita para que se abordara el tema después de las elecciones, porque obviamente es un tema complejo para abordar. Yo veo mucha complejidad en la definición de un nuevo pliego de licitaciones en el medio de un cambio de gobierno e insertos en una profunda crisis económica. Incluso se lo he manifestado a la Cámara de Transporte de Tandil».

«No están las cosas tan claras como para poder vislumbrar cuáles van a ser los cambios alternativos. De todos modos, tengo entendido que si bien no hemos tenido avances en el HCD, el Ejecutivo -que es quien tiene que elevar la propuesta- ha ido trabajando en esto. No sé si ha habido reuniones o no con la Cámara de Transporte o si ha habido reuniones por el tema de los recorridos», añadió.

«Mi visión es que no están dadas las condiciones para hacer una nueva licitación hasta que no haya por parte de la Provincia una idea de cómo va a ser la política de subsidios», indicó.

De todos modos, Labaroní expuso que, desde su mirada personal, «el transporte público de Tandil tiene que insertarse en un nuevo esquema en donde se analicen mucho las eficiencias y se cubra la mancha urbana, que ha crecido en el último tiempo», aunque advirtió que en todo ello «entran a jugar los subsidios».

En su análisis son cuatro los desafíos que deberá abordar un pliego de bases y condiciones para el transporte público:
 
1- Cubrir la mancha urbana
«Cuando vos querés cubrir la mancha urbana, la forma de determinación por la que se reciben los subsidios actualmente, no te sirve. Porque se determinan mediante el índice IPK (Índice de Pasajeros por Kilómetro). Es decir, cuánta gente te sube por kilómetro. Y cuando vos vas a desarrollar el transporte público -que claramente es una obligación del Estado-, vos vas a mandar esas líneas en vacío y van a volver en vacío. Al menos, hasta que esos lugares a los que estás yendo tengan suficiente demanda y hasta el momento en que esa demanda tome confianza en que ese servicio va a ir cada determinado tiempo. Y eso lleva un tiempo prudencial», mencionó el concejal.

«Yo hace ya bastante que vengo planteando que el subsidio debería ser como cuando se empezó, en la época de Randazzo: un subsidio por kilómetro recorrido y un subsidio por pasajero subido por kilómetro. Porque la obligación de desarrollar el transporte público es del Estado y vos no podés mandar una empresa, en medio de una crisis económica, a que se solvente propiamente el desarrollo de esa responsabilidad que te compete a vos como Estado», resaltó.
En ese sentido, expuso que «hay que recorrer de la mano y generar el andamiaje para que las empresas puedan ir. Pero hay que abordar esa situación. Pienso en una mayor asistencia en Movediza, en Cerro Leones, en Villa Leonor, en Villa La Unión, en toda la zona de cabañas detrás del dique y para el lado de El Centinela. Creo que el Estado tiene que empezar a generar herramientas para llegar a esos lados. A lo mejor, en esta época de crisis no se pueda llegar con el colectivo cada 10 minutos, pero podemos hacer un esfuerzo e ir seguro 4 u 8 veces por día».

2- Estudio del tránsito en el centro
Labaroní evaluó que «el tránsito del centro es caótico porque tenemos las cuadras que son laxas porque no se pueden estirar, tiene un ancho muy fino en donde hay tres trochas de las cuales una o dos están ocupadas por autos estacionados. Es decir, tenés una sola trocha de funcionamiento que, además, con el paso de los micros genera importante inconveniente del tránsito. Con esto no estoy diciendo que hay que sacar los micros del centro sino que hay una problemática que hay que estudiar».
El presidente de la Comisión de Transporte dijo imaginarse «la plaza del centro como un gran punto concentrador de transporte público de Tandil. Y además, creo que tenemos que ir hacia la opción de carriles exclusivos en el centro para el transporte público, llámese colectivo, taxi o remis». 

3- Tarifa
«El otro punto que creo que debemos abordar en una licitación es el tema de la tarifa. Tenemos un cuadro tarifario en el cual cada vez que determinas el costo, terminas embromando al tipo que paga el boleto plano. Porque hace 10 años -cuando se desarrolló este sistema- no había mediciones precisas ni formas de implementar otro tipo de modalidad de determinación de financiamiento del transporte», observó. 

«Creo que deberíamos ir a un esquema más sencillo, de ‘boleto medio’ para financiar el transporte y donde cuando se determina el costo, ese costo no termine perjudicando a los que pagan el boleto plano, que además es una de nuestras clases más vulnerables», sostuvo. 

Labaroní subrayó que «el Estado debe aportar en  aquellos casos que quiere beneficiar a una determinada comunidad como, por ejemplo, a la estudiantil. Yo, como hombre de Franja Morada y dirigente estudiantil en el pasado, no podría estar en desacuerdo con beneficiar la accesibilidad al estudio. Pero creo que hay que cambiar la lógica. Beneficiar al estudiante no significa que se haga el beneficio en detrimento de las clases más vulnerables. Porque sino, estamos haciendo una redistribución inversa».

«Deberíamos generar los mecanismos necesarios y suficientes para que los hijos de esas clases vulnerables puedan acceder a la Universidad sin ser perjudicado el resto de la sociedad. O, en todo caso, tener un sistema más solidario en ese sentido», analizó. 

Insistió en que «traicionaría mi pensamiento si quisiese que no se aborde la cuestión estudiantil. Por supuesto que el transporte es una de las cuestiones que hacen a la accesibilidad, igual que la alimentación. Por supuesto que estoy de acuerdo con que se subsidie eso. Pero es el Estado el que tiene que subsidiar, no el sistema, que siempre termina perjudicando al que paga boleto plano, que en nuestra ciudad es la clase más vulnerable».

4- La clase media a bordo del transporte público
El cuarto ítem que mencionó fue que «en Tandil tenemos que hacer un fuerte esfuerzo para subir a la clase media al transporte público. Si lo logramos vamos a aumentar fuertemente el IPK, por lo cual se va a sostener la tarifa de boleto plano; se va desalentar el uso del auto particular; se va a descongestionar las zonas neurálgicas de Tandil; mejoraríamos la calidad ambiental porque tendríamos menos smog y el transporte y tendríamos una velocidad comercial accesible de modo tal que vos no pases demasiado tiempo arriba del colectivo», enumeró.

En ese sentido, aseguró que «en Tandil, si vos estás arriba del colectivo 45 minutos, te vas caminando».

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoMiércoles
BERLARI

Figueroa 719Tel: 0249 4451873

DE LA CIUDAD.

Av. Buzon 542Tel: 0249 Tel. 443-2498

ROMA-

Sarmiento 797Tel: 0249 Tel. 442-7246

LAS MÁS LEÍDAS

11NOV"El invento más eficaz del capitalismo es la fabricación de pobres de derecha", dijo Ragendorfer

27OCTDos tandilenses murieron en un accidente en la Autovía 14

15OCTHallaron muerta a la viuda del sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas