• LOCALESVolver

    APERTURA DE UNA NUEVA SALA

    Trompita era un jardín de infantes “condenado al cierre” y “hoy es una institución que está creciendo”

    Jueves, 13 de Febrero de 2020 | 13:40 hs
El jardín de infantes Trompita, perteneciente al Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT), cuenta con más de tres décadas de historia. Hace algunos años estuvo por cerrar pero, con decisión y esfuerzo, comenzó a resurgir y este año inaugurará una sala para niños de 2 y 3 años. Sandra Roldán, representante legal de la institución, en conjunto con la reciente incorporación de la trabajadora social María El Hage para el armado de un gabinete psicopedagógico con orientación social, narraron a NUEVA ERA parte de la historia y se esperanzaron en el futuro.

El jardín de infantes Trompita forma parte del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) desde hace muchos años. De hecho, el año pasado cumplió 30 años de actividad. Pero cerca de 2014 la situación era compleja y empezó la idea de cerrar la institución.

Sandra Roldán, desde hace unos años representante legal del jardín, además de ocupar la Secretaría de Previsión Social del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT), recordó ante NUEVA ERA que “ya se venían cerrando salas, las cuentas no daban. Incluso daba pérdidas”. Pero aproximadamente en 2014 “me convoca Roberto Martínez Lastra (Secretario general del sindicato) para que me haga cargo de la representación legal del jardín. Él ya había hablado con un montón de instituciones y gente pidiendo ayuda para reflotarlo, porque el cierre de un jardin es un dolor para todos”.
Una vez que tomó esa responsabilidad, comenzaron a reestructurarlo de manera tal que para 2016 empezaron a trabajar con una única sala multiedad.
“Nos adecuamos a trabajar con grupos chicos y en una sola sala. Tuvimos la suerte de que el año pasado ya tuvimos los primeros seis egresados”, dijo emocionada.

Reveló que al inicio de esta nueva modalidad tenían cierto temor pero que luego se familiarizaron y les resultó muy interesante. “Los padres están chochos porque el nene de 3 o de 4 aprende del de 5. Y el de 5 se siente más importante al poder transmitir lo que sabe. Entre ellos colaboran y se ayudan. Y aprenden a trabajar en grupos y a ser más sociables”, subrayó.

“Se busca y se propicia la integración. Por eso se busca esta heterogeneidad”, acotó la trabajadora social María El Hage.

“María se unió al equipo porque es una trabajadora social de excelencia y va a armar un equipo con un corte pedagógico, social, psicológico para abordar muchos temas que ella ha venido trabajando en toda su experiencia”, manifestó Roldán.

Su tarea será, según las propias palabras de El Hage, “dar inicio a lo que estamos pensando como un gabinete psicopedagógico para el jardín, con una mirada social. Es una mirada de una trabajadora social, que tiene su especificidad para poder estar atenta a las temáticas que puedan presentarse y que atraviesan a todas las familias y clases”.

Roldán agregó que “ahora estamos tratando de expandirnos con una nueva modalidad. La Comisión Directiva nos ha apoyado y ha votado autorizando la creación de una nueva sala que ensambla el nivel maternal con el inicial. Es decir, vamos a incorporar chicos de 2 años a una sala de chicos de 3 años y tendremos otra sala para los de 4 y 5. Trompita sigue avanzando. De lo que era un jardín condenado al cierre, hoy es una institución que está creciendo. De a poco, pero firmemente”.

“Tuvimos el apoyo de mucha gente de la Comisión Directiva y obviamente la supervisión del Secretario General. Eso es lo que hace posible que Trompita siga en pie. A pesar de que nadie nos colaboró, lo estamos haciendo. Con trabajo y sacrificio”, dijo con los ojos húmedos de emoción.

Añadió que, si bien reciben una subvención por la sala multiedad, “es muy poca. Así que, esta apertura de la nueva sala, la está haciendo el Sindicato con sus propios recursos. A pulmón y con el trabajo de su gente”.
La trabajadora social destacó que en la institución se hace “un abordaje pedagógico que sólo es posible realizar con grupos cuantitativamente pequeños”.

“La idea es que siempre el grupo sea reducido. De entre 10 a 15 chicos. Y que estén la docente, la preceptora, la docente de música controlando y monitoreando a todos los chicos. Trompita siempre se caracterizó por tener un nivel pedagógico de excelencia. Y ahora queremos ir por más”, expresó la representante legal.

“Es un jardín modelo. Se lo ha expuesto así. Y un rasgo significativo que lleva a que así sea considerado es esta estrategia pedagógica de personalización y en donde lo singular de cada niña, de cada niño, es posible atenderla realmente. Y eso es posible  operativamente por el número reducido. Igualmente, aún cuando no era tan reducido -este jardín tuvo una matricula enorme-, la tendencia fue siempre esa. Acá, los niños y niñas se sienten realmente muy en casa. El jardín no solamente no desapareció sino que está potenciado por la experiencia y por su trayectoria”, puntualizó El Hage.

“A pesar de haber tenido una matricula grande, logaron poder brindar un trato sumamente personalizado y cuidado. Lo han logrado siempre. Y ahora, con un número reducido de chicos, se facilita aún más”, indicó.

Detallaron que las familias forman parte del jardín. Los padres, los tíos, los abuelos. Todos forman parte de la dinámica del jardín, lo que consideraron un sello característico de Trompita desde sus inicios.

La institución apunta “a realzar y contener a los niños y niñas y a sus familias desde su propia singularidad. Y de la manera más integral y humanista posible. Hasta hay una hora cercana a la finalización de la jornada que la docente llama ‘la hora de calma’ en la que los niños se relajan y es una forma de meditación”. La trabajadora social dijo que esa fue una de las cosas que más la asombró al conocer el trabajo en la institución y relató que en ese momento “se les pide a los chicos que descansen, que se relajen. Ya sí, se van a sus casas muy tranquilos”.

También afirmó que “es una escuela muy abierta de puertas” pero resaltó no por eso “delega su responsabilidad en ellas. El equipo entiende que la familia es lo primero y que es de vital importancia, pero lo que tiene que ver estrictamente con la cuestión pedagógica, la escuela no lo delega jamás”.

Al ser ‘recién llegada’ a la institución notó que “el equipo es verdaderamente extraordinario. Se conjugan una vasta experiencia de 30 años con la frescura que da la pasión y el amor por esta tarea. Y los padres lo sienten”.
Roldán abonó a esa afirmación al decir que las docentes, para explicar los climas, “son capaces de armar una habitación con un paisaje nevado en cinco minutos”.

El equipo docente está integrado por Miriam Barraza (directora), Graciela González (preceptora), Florencia Colman (docente a cargo de la sala multiedad) y Celeste Lende (docente de música). A ellas se les sumará otra docente para la sala que se abrirá este año. Tanto Barraza como González están en la institución desde su inicio.

El Hage también puso de relieve la biblioteca con la que cuenta el jardín: “Tenemos una biblioteca modelo. Y se puede encontrar desde la mitología hasta el Martín Fierro. La docente les lee el Martín Fierro a los chicos. Y luego lo reproducimos”.

Función social

Sandra Roldán afirmó que “el STMT es el propietario del jardín. Y creo que todas las instituciones están insertas en la sociedad y en ella cumplen una función social. Cerrar un jardín era un crimen y el aporte que está haciendo el Sindicato –además de todos los demás aportes que ya hace- es mantener en pie este jardín. En eso estamos dando un aporte a la sociedad. Si bien se trata de una institución privada en la que los afiliados tienen un porcentaje de beca, los particulares también vienen. Y en ello radica el aporte a la sociedad. Y con la inserción de este gabinete que inicia María, vamos poder comprender ciertas situaciones sociales y vamos a intentar que los chicos se integren con mayor facilidad”.

“Trompita es hoy un jardín privado al que puede asistir cualquier persona y en el que los hijos y nietos de afiliados tienen, en distinto porcentaje, un descuento”, insistió.

“Los egresados de Trompita luego tienen en las otras instituciones educativas muy buenos promedios y calificaciones. Se destacan. Y eso ocurre porque han sido mirados y atendidos con su singularidad. Poder apreciar cuáles la habilidad de cada chicos, en qué disciplina se siente mejor, cuál le cuesta más, para que los padres se lleven un panorama de su hijo y que pueda ser desde una corta edad para afrontar luego el nivel primario y secundario”, agregó.

Como muestra de las actividades que realizan, contaron que el año pasado participaron en la Feria de Ciencias con una exposición del trabajo de investigación que realizaron los alumnos denominado ‘Explorando sonidos’.
“Fue un muy buen trabajo, reconocido por la Inspectora de Inicial de la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DiPreGep), que vino acá a verlo en persona”, detalló. 

Miriam Barraza, la directora del jardín, acotó que en varios años quisieron presentarse pero por diferentes motivos “se acercaba la fecha de la feria y no llegábamos. El año pasado, como dieron la posibilidad de presentarse como ‘muestra’, así lo hicimos. Presentamos el proyecto junto con la docente de sala y de música. Y fue una experiencia hermosa. Vamos a ver si este año enriquecemos ese mismo trabajo y lo presentamos para competir. A nosotros no nos gusta el término ‘competir’, pero sí entrar en otra instancia, dar un pasito más”.

“Apuntamos a trabajar con grupos reducidos para que el docente pueda brindarle a los chicos la atención que ellos necesita. Es una realidad que las instituciones hoy por hoy trabajan con salas de 30 niños. Y cada niño es una situación particular. Así que, nosotros somos privilegiados pudiendo trabajar de esta manera. Y vemos el fruto de eso en todo el trayecto, porque nos podemos ocupar de cada uno y de la demanda de las familias”, dijo.

Contrastando la diferencia entre el tiempo en que tenían una matrícula de 150 chicos a los grupos reducidos con los que hoy trabajan, la directora sostuvo que “la diferencia es muy grande. Antes me costaba llegar al espacio de la sala con todas las demandas que había. Hoy eso lo puedo hacer. Incluso si falta la docente, tanto la preceptora como yo sabemos qué hacer, continuamos con las actividades. Al estar metido en la sala tan cotidianamente ni necesitás leer la agenda de trabajo que el docente presenta semanalmente. Trabajar con grupos pequeños es una ventaja. Sobre todo para los alumnos, porque uno está mirándolos constantemente. Y te podes ayudar y sentar con quien tiene un dificultad o tiene un proceso de aprendizaje diferente al otro”.

“Al ser una comunidad muy chica, el vínculo que tenemos con la familia está muy favorecido. Tenemos un vínculo muy especial, porque se crean lazos de confianza día a día. Uno ve llegar al papá o a la mamá al traerlos o cuando los retiran. Y ese espacio de dialogo cotidiano y cara a cara, genera una vinculación cercana y rápida que va más allá de los espacios formales”, observó.

Una practica que comenzaron a hacer y dio muy buenos resultados es, previa autorización de los propios padres, la publicación de fotos y videos a través de un grupo que administra la directora: “diariamente les vamos mandando fotos y videos de los que los nenes están haciendo en el jardín. Y la respuesta es muy positiva, les gusta mucho porque están en sus trabajos y quizás reciben un videito corto de algún canción o de algún instrumento que están trabajando con al profe de música. De esa forma, los hacés partícipes de ese momento”.

La docente recordó que el año pasado trabajaron la obra del pintor ruso Vasili Kandinski “y un papá dijo que se tuvo que poner a investigar quién era porque no lo conocía. Y que lo tuvo que hacer a partir de lo que estábamos trabajando en el jardín. Así que es muy importante mantener informada a las familias porque los chicos no es que vienen ‘a jugar’ al jardín sino que a través del juego se aprende. Y también se aprende a convivir, a compartir, a opinar. Estamos formando. Somos formadores y acompañamos la ecuación desde el hogar con la educación formal”.

Para realizar la inscripción o consultar dudas se puede concurrir a la sede del Sindicato (Yrigoyen 1059), de 8 a 12 y pedir hablar con Sandra Roldán.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoMartes
BERLARI

Figueroa 719Tel: 0249 4451873

DE LA CIUDAD.

Av. Buzon 542Tel: 0249 Tel. 443-2498

ROMA-

Sarmiento 797Tel: 0249 Tel. 442-7246

LAS MÁS LEÍDAS

27ENESon siete las escuelas de Tandil incluídas en el Plan

29ENE¿Quién es Guillermina Zubigaray?

05FEBPropusieron al gobierno provincial que las fiestas locales del salame y el queso pasen a ser provinciales