Javier Cobrana, vecino de Gardey, forma parte de un grupo de ciudadanos de esa localidad que viene insistiendo en la lucha para que el municipio deje de usar herbicidas en lugares públicos. En una reunión celebrada en julio de 2019 el Delegado municipal se había comprometido a dejar de aplicarlo, pero su uso continuó. Este domingo se encontraron con el pasto a orillas de la pileta municipal estaba quemado con ese agroquímico. ¿Quién da la orden y es tan necio para hacer esas cosas?”, se preguntó. Según dijo, lo hacen “para no cortar el pasto”, pero “para eso están las bordeadoras y los tractorcitos. ¿No te alcanza la gente que tenés en la Delegación? Ocupá más gente, que hay mucha que quiere trabajar y no le dan trabajo”. Ayer, se presentó ante la Defensoría del Pueblo de Tandil para hacer una ampliación a la denuncia que este grupo realizó en noviembre pasado.


En diálogo con NUEVA ERA, el vecino de Gardey Javier Cobrana expuso que “el 19 de julio del año pasado nos reunimos en la Vieja Escuela con motivo, por un lado, de la preocupación por las aplicaciones (de glifosato) que estaba haciendo la Delegación. Es decir, el Municipio. También por aplicadores que quedan estacionados o guardados en galpones dentro del pueblo. Por otro, por el problema que tenemos con la estancia Don Juan -que está alquilada a una gente de Azul- y que está separado de la planta urbana sólo por una calle, un camino. Y cuando pasan el mosquito, no toman los recaudos. No hay receta agronómica y hay muchas cosas que exigimos para ver si están cumpliendo la norma de seguridad. Porque de una u otra manera, nos están fumigando”.

Recordó que participaron de la reunión, además de varios vecinos preocupados por la problemática, el delegado de Gardey, Edgardo Zubigaray; la Defensora del Pueblo de Tandil, Paula Lafourcade y su adjunta, Mercedes Argeri; Héctor Creparula, director municipal de Medioambiente; Ignacio Diribarne, director municipal de Asuntos Agropecuarios y representantes de la Cooperativa Agrícola de Gardey y del Colegio provincial de Ingenieros Agrónomos.

En ese encuentro, “se pidió que trataran de hablar con los dueños de los aplicadores para ver qué se puede hacer. Los vecinos que estamos en contra de las aplicaciones y las fumigaciones no queremos estar en contra de los vecinos. No queremos enfrentarnos por algo que tiene que manejar, supervisar y controlar el Municipio”.

“Hasta ese momento estaban aplicando en los cordones, en la plaza… ¡en el cerco del jardín!. Era una cosa de locos”, evaluó el ciudadano. El resultado de esa reunión fue que “el Delegado se comprometió verbalmente ante todos los que estábamos a no aplicar más herbicidas en la plaza o en lugares públicos”. 

“Pasó el tiempo y una mañana al salir de mi casa para ir a trabajar veo a dos municipales meta fumigar en la plaza con dos mochilas. Lo llamé a Diribarne y al rato me devuelve la llamada para decirme que estaban matando hormigas”, contó. Cobrana, enojado, le respondió que “en vez de herbicidas están usando insecticidas... ¡pero también son fosforados!”.

“Yo trabajé en una empresa en donde manejé equipos de aplicación. No soy agrónomo pero he estado con los productos y para matar hormigas no lo hacés con un glifosato pero sí con insecticidas. Y después, en esos espacios públicos, van a jugar los pibes a la pelota. ¿Quién da la orden y es tan necio para hacer esas cosas?”, se preguntó.

El vecino también aseguró que “para no cortar el pasto” en la senda aeróbica de los 2.200 metros que va desde Gardey hasta el arroyo, por el acceso al pueblo desde la Ruta Nacional 226, “fumigan con glifosato”. “Está el cemento del acceso, luego una franja verde, otra amarilla, la senda, una nueva franja amarilla y luego verde. Es un arco iris”, describió irónico.

Relató que utilizando una combi del Municipio, “uno maneja y otra va con la puerta corrediza abierta y con un caño con dos o tres picos, como si fuese un mini mosquito. Olvidate de las medidas de seguridad (uso de guantes, barbijo, botas, etc), pero ese es un problema de ellos. Como quien maneja un mosquito y no se quiere cuidar. Es un problema suyo que se vaya a envenenar la vida”.

El último de los episodios, que fue el que despertó nuevamente la indignación de varios vecinos y motivó la ampliación de denuncia que realizaron ayer en la Defensoría del Pueblo de Tandil, ocurrió este domingo.

“Cuando voy a llevar a mi hija a la pileta municipal (ubicada en la plaza central del pueblo), estaba todo quemado el pasto al borde la vereda de la pileta. En algunos lugares, la franja era de más de medio metro de ancho. Después, los chicos van a la pileta, pisan descalzos, entran y salen. Así que me recontra calenté del todo, saqué fotos, hice un video y al otro día fui a la Defensoría a hacer la denuncia”. “¿Quién baja esa línea de que agarren la mochila y fumigen todo el cerco de la pileta? El que maneja la mochila tiene que decir ‘yo lo hago… pero estamos envenenado’”, observó.

También detalló que se puso en contacto con Analía Alonso, inspectora de la Dirección de Fiscalización Vegetal del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos, para ponerla al tanto del asunto.

“Somos un grupo de vecinos que estamos en contra de que nos sigan fumigando en la cabeza. Estamos en contra de la fumigación en el pueblo. Pero hay mucha otra gente que calle porque no quiere tener problemas, por el ‘qué dirán’. Muchos no hablan, aún sabiendo que es un problema”, subrayó.

“Yo creo que el Delegado en su momento no bajó la línea de decir ‘muchachos, colgamos las mochilas. No se usan más hay que agarrar la bordeadora y la máquina de cortar pasto y se termina el tema de los herbicidas’”, sostuvo.

Cobrana comentó además que un cliente suyo, alertado por la repercusión de su denuncia en los medios, lo llamó para decirle que estaba por Sierras Bayas y que allí, a diferencia de lo que ocurre en Gardey, está todo el pasto cortado. “No hay glifosato. No hay fumigado en el cartel, ni en la alcantarilla, ni el borde de esto ni de aquello. Se corta el pasto. Para eso están las bordeadoras y los tractorcitos. ¿No te alcanza la gente que tenés en la Delegación? Ocupá más gente, que hay mucha que quiere trabajar y no le dan trabajo”, afirmó el vecino.

Analizó como positiva la respuesta de la Defensoría en la que indica que, “de confirmarse la pulverización con glifosato u otro tipo de sustancia, se tiene que responsabilizar a quien autorizó dicha aplicación y efectuarse las denuncias penales correspondientes”.

“Es que alguien tiene que tomar cartas en el asunto ya. No seguir dilatando todo. Hubo una reunión el año pasado, se hizo una denuncia en noviembre y ahora hice otra denuncia yo. Hay mucha gente que se ríe, lo toman en joda, agrede por las redes. Yo no me prendo en ninguna, no contesto ningún mensaje que la complique. Lo que pasa es que el ejemplo tiene que dar el Municipio. En este caso la Delegación, con cero fumigación. Pero lo siguen haciendo y eso es lo que te indigna como habitante de Gardey. Ya se habló y ya se comprometió ante los presentes en la reunión”.

El domingo Cobrana llamó a Diribarne para quejarse por lo que vio en la pileta municipal, pero desde ese momento, y aún con la exposición mediática que tuvo la temática, recibió mensajes desde el Gobierno comunal. “No me ha llamado nadie del Municipio. Ni el Delegado, ni nadie del Municipio que esté con el tema del medioambiente”, puntualizó. 

Los lunes la pileta municipal está cerrada por el franco del piletero, así que recién hoy (por ayer) -desde las 14- se sabrá si, luego de la repercusión mediática de la denuncia, la Delegación resuelve seguir abriendo la pileta y los padres siguen decidiendo enviar a sus hijos a refrescarse en ese paseo público.


PAULA LAFOURCADE
“Vemos con mucha preocupación que continúen las denuncias”

La Dra. Paula Lafourcade, Defensora del Pueblo de Tandil, solicitó  al gobierno municipal informes por la aplicación de glifosato en Gardey y advirtió que "se tiene que responsabilizar a quien autorizó dicha aplicación y efectuarse las denuncias penales correspondientes".

“Ya les pedimos los informes correspondientes a la jefatura de gabinete y a la secretaría de gobierno por la denuncia sobre la aplicación de  agrotóxicos en la senda peatonal, a lo que se suma este nuevo pedido de informe que se confeccionará por la denuncia de hoy sobre la pulverización en la pileta pública de Gardey. 

Queremos saber qué sustancia se utilizó, cantidades, personal que lo efectúa entre otros puntos. 

Vemos con mucha preocupación que continúen las denuncias después de la reunión que se mantuvo con los vecinos en el mes de julio pasado, y más cuando el que es denunciado de utilizar agrotóxicos como glifosato es el propio municipio.

De confirmarse la pulverización con glifosato u otro tipo de sustancia se tiene que responsabilizar a quien autorizó dicha aplicación y efectuarse las denuncias penales correspondientes”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoMartes
BERLARI

Figueroa 719Tel: 0249 4451873

DE LA CIUDAD.

Av. Buzon 542Tel: 0249 Tel. 443-2498

ROMA-

Sarmiento 797Tel: 0249 Tel. 442-7246

LAS MÁS LEÍDAS

27ENESon siete las escuelas de Tandil incluídas en el Plan

29ENE¿Quién es Guillermina Zubigaray?

05FEBPropusieron al gobierno provincial que las fiestas locales del salame y el queso pasen a ser provinciales