En la jornada de ayer el manosanta que atendía en Bolívar y al que seguían cientos de fieles, identificado como Raúl Donato Guerreño, fue condenado dieciséis años de prisión en un juicio que se realizó en Azul.

Este miércoles fue en Azul se conoció la condena al manosanta que atendía en Bolívar por dos hechos de abuso sexual. Lo condenaron a dieciséis años de prisión.

La semana pasada un jurado popular lo había declarado “culpable” de violar, en reiteradas oportunidades y a lo largo de casi dos años, a una menor. También, de abusar sexualmente en una ocasión, aunque sin llegar a accederla carnalmente, de una mujer que había ido a consultarlo, informó El Tiempo.

Cuando el jueves de la semana pasada Guerreño fue declarado “culpable” de manera unánime por el jurado popular, esos doce ciudadanos que intervinieron en el proceso lo consideraron autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de culto no reconocido reiterado, en concurso real con abuso sexual simple.

Al día siguiente Javier Barda, que representó al Ministerio Público Fiscal en el debate, solicitó que el manosanta fuera condenado a “dieciocho años de prisión”. En aquella audiencia de cesura -en tanto- el abogado de Guerreño, Marcelo Biondi, pidió que a su defendido le fuera aplicada la pena mínima que contemplan los delitos por los que había sido declarado “culpable” un día antes. Es decir, ocho años de cárcel.
Guerreño es nacido en la localidad de Lanteri, en la provincia de Santa Fe. Tiene 57 años y en el fallo se indicó que –“de ocupación”– es “terapeuta espiritual”. Alias “Maestro o Hermano Raúl”, por esos dos casos de abuso sexual está preso desde mayo de 2016. Actualmente se encuentra en uno de los penales del Servicio Penitenciario Bonaerense que está en la localidad de Sierra Chica, en el Partido de Olavarría.

Una menor y una mayor
Su último domicilio, una quinta situada en la prolongación de la calle 25 de Mayo de Bolívar, era el lugar donde atendía a sus seguidores. Lo hizo hasta resultar detenido en mayo de 2016, tras la denuncia que la madre de la nena abusada formulara.

Según se pudo determinar, aprovechando que esa mujer viajaba de Tandil para atenderse con él por una dolencia que tenía, el curandero conoció a su hija, que para cuando estuvo con él la primera vez tenía once años. En aquel encuentro inicial convenció a la madre para que le siga llevando a la nena.

Según se pudo determinar en la investigación, esos abusos se extendieron desde el 17 de septiembre de 2014 hasta el 30 de abril de 2016.

Aquel último día mencionado, la mujer encontró a su hija desnuda en su parte inferior en una habitación con el curandero, lo que derivó en que inmediatamente lo denunciara.
Guerreño afirmaba que la menor era su sucesora. La llevaba a todos lados con él, mientras que -con la excusa de “pasarle sus poderes”– la accedía carnalmente.

Para cuando fue detenido, el manosanta era alguien vinculado al poder político de ese entonces. Además, siempre se mencionó que tenía protección policial. Algo de esto último quedó evidenciado en el marco de la investigación penal que ahora lo condenó.

Esa causa se tradujo en que fueran apartados de sus funciones tres jefes policiales, sospechados de entorpecer y borrar pruebas en la Instrucción Penal Preparatoria que llevó adelante -desde Bolívar- la fiscal Julia María Sebastián.

Se indicó -incluso- que por medio de la Policía la mamá de la menor víctima fue amedrentada y amenazada, con la clara intención de “apretarla” para que retirara la denuncia contra el manosanta.

Los jueces de la Cámara de Azul que intervinieron en la causa así lo habían entendido, lo que después se tradujo en que fueran apartados de la Policía quienes en ese entonces eran el jefe de la Departamental 25 de Mayo –Abel Moussompés–, el titular de la sub DDI de Bolívar –Dante Ferrante– y el comisario Oscar Urruchúa, que desempeñaba funciones en Tandil, informó el medio de Azul.

Ahora, los tres figuran procesados por los delitos de cohecho, coacción agravada y tráfico de influencias. En el mismo juicio, Guerreño fue condenado también por otro caso de abuso sexual.

Como víctima figura una mujer que en agosto de 2012 lo había ido a ver a Bolívar desde Carlos Casares. Según su testimonio, durante una consulta el manosanta quiso besarla y le decía que le tocara el pene, que se lo exhibía.
Al mismo tiempo -de acuerdo con lo que la mujer dijo en la denuncia- el curandero le manifestaba: “Tranquila, caíste en los brazos de Raúl. Te hace falta esto, te hace falta amor. Yo te voy a dar el amor que no te supieron dar”.

Varias agravantes
Cuando este miércoles se anunció la pena para Guerreño, la jueza Alejandra Raverta valoró como circunstancias atenuantes para el curandero “la falta de antecedentes penales” y “el buen concepto” que señalaran de él diferentes testigos traídos al juicio.

En tanto, fueron varias las “circunstancias potenciadoras de la conducta del imputado” que la magistrada azuleña tuvo en cuenta para condenarlo a esa pena ya referida de dieciséis años de cárcel.

“La corta edad de la víctima, la cual contaba con sólo 11 años cuando los sucesos comenzaron, en virtud de la falta de desarrollo de sus facultades intelectuales y volitivas, ya que su madurez mental no le permitía comprender el significado orgánico del acto sexual para prestar un consentimiento válido”, fue una de esas agravantes.

También, “la notoria diferencia de edad entre víctima y victimario, más de cuarenta años, el prolongado tiempo en el que transcurrieron los sometimientos sexuales, los cuales se extendieron aproximadamente durante un año y medio y la manipulación psíquica efectuada sobre la menor”.

Sobre esa última cuestión, Raverta escribió en la resolución: “Hay que tener en cuenta que la habilidad de enredar al niño en una vinculación de tipo sexual está basada en la posición dominante y de poder que tiene el adulto sobre el niño y que contrasta con los aspectos de vulnerabilidad y dependencia que éste tiene. Autoridad y poder son, entonces, los dos elementos que permiten al abusador coaccionar implícita o directamente al niño, para lograr su participación en la actividad sexual” (El Tiempo).

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoDomingo
BERLARI

Figueroa 719Tel: 0249 4451873

DE LA CIUDAD

Av. Buzon 542Tel: 0249 4432498

ROMA

Sarmiento 797Tel: 0249 4427246

LAS MÁS LEÍDAS

14SEPEfectivizaron traslados a Sierra Chica por una causa de drogas

27AGOAccidente fatal en la Ruta 226

25AGODe mi mamá aprendí