En las últimas horas se produjo el robo de herramientas que utilizaban obreros para limpiar el arroyo Langueyú. Oportunamente se informó que los equipos sustraídos pertenecen al Movimiento Evita.


A través de la red social Facebook, el titular de la agrupación política Movimiento Evita, Nicolás Carrillo, publicó una foto donde se aprecia el boquete en una pared lateral de la sede de la agrupación política en el cual sostuvo el faltante de herramientas.

“#VolverAEmpezar. Por la noche (de ayer), por un pequeño boquete nos robaron cuatro motoguadañas y 1 motosierra que utilizamos para la limpieza del arroyo Langueyú. Su valor supera los 60 mil pesos”, sostuvo en su perfil.

“Venimos sosteniendo que la falta de seguridad y la falta de trabajo son dos flagelos de los barrios humildes de Tandil y a su vez un combo peligroso. No solo nos toca lidiar con la falta de servicios, espacios públicos de segunda, desconfianza hacia la policía, temor al delito predatorio, miedo de las compañeras a transitar por la noche por la falta de luminarias, etc.”.

“Cuesta mucho conseguir un empleo, pero más cuesta inventarse un trabajo, armar una Cooperativa, dar respuestas a una necesidad colectiva, organizar un equipo. Esperemos que la Usina nos brinde la luz para el obrador así podemos contar con alarma, y que también haya cámaras de seguridad como hay en el centro de Tandil. Ya que todos tenemos derecho a la ciudad”. Agregando que “esperemos que la policía de la Comisaría Cuarta, y la fiscalía correspondiente recuperen las maquinas”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoViernes
ARANGUREN

Av. España 146Tel: 0249 4425589

CENTRAL

Rodriguez 423Tel: 0249 442-5628/4431313

FLORIT

Belgrano 1196Tel: 0249 4431960

LAS MÁS LEÍDAS

25JULLa Granja Los Pibes y los nuevos desafíos

06AGOCerdos criados con basura, en la "Capital del Salamín"

10AGOLa lucha del deseo frente a la desidia estatal