El célebre naturalista inglés visitó el actual territorio de Punta Alta en 1832 y halló fósiles que fueron clave para el estudio de su célebre teoría.

La Teoría de la Evolución representa uno de los puntos de quiebre más importantes de la ciencia moderna, ya que modificó para siempre la mirada sobre el origen de las especies, impregnada hasta entonces por una fuerte mirada teológica.

Publicada en 1859 por el naturalista inglés Charles Darwin, el origen de esta teoría revolucionaria podría encontrarse, según numerosos historiadores, en el sur de la provincia de Buenos Aires, más precisamente en Punta Alta.

Hasta allí llegó un joven Darwin en el año 1832, a bordo del mítico Beagle, una embarcación de la Marina Real Británica comandada por Robert Fitz Roy en la que el naturalista recorrió el mundo recogiendo la evidencia que le serviría para sostener su teoría.

Al pisar suelo bonaerense, Darwin tenía solo 23 años y era estudiante de Teología en Cambridge. Su misión en el Beagle (nave que tenía entre sus propósitos el de cartografiar las costas de Sudamérica) era examinar el terreno, proporcionando conocimientos sobre mineralogía o geología. 

El Beagle llegó a Punta Ancla en septiembre de 1832 y se quedó allí por varias semanas, debido a las dificultades que presentaba la navegación por la bahía para quienes no conocían la zona. Esto le dio la posibilidad a Darwin de explorar minuciosamente el territorio.

El 22 de septiembre, el naturalista inglés comenzó a excavar en una zona de barrancas ubicada en lo que hoy es territorio del municipio de Coronel Rosales, y allí desenterró los primeros restos fósiles de vertebrados hallados en su viaje. 

“Caminé a Punta Alta  donde antes ví fósiles; y para mi gran alegría he encontrado la cabeza de un animal grande, incrustado en una roca blanda (…) Por lo que yo soy capaz de juzgar, está vinculado al rinoceronte”, escribió en su diario de viaje. Posteriormente se supo que lo que había hallado era un cráneo de toxodón y la mandíbula de un megaterio.

Darwin quedó tan impresionado con los hallazgos que volvió allí el 23 y 25 de septiembre; el 8 y 16 de octubre, y al año siguiente, en otra visita del Beagle por la zona durante el mes de agosto, según precisó el historiador Luciano Izarra.

Posteriormente, Darwin visitó diferentes puntos del sur bonaerense, como las Barrancas de Monte Hermoso, que se encuentra a nueve kilómetros al oeste de Pehuén Co, donde también halló restos fósiles que le sirvieron para su estudio.

La importancia de Punta Alta en la teoría de Darwin

Los restos fósiles hallados en Punta Alta fueron, según varios trabajos publicados en los últimos años (entre ellos el de su bisnieto Richard Darwin Keynes), clave para la Teoría de la Evolución que Darwin publicó décadas más tarde y que terminó con la doctrina de la inmutabilidad de las especies.

Darwin Keynes, quien en 1988 editó el diario de viaje de su bisabuela, sostuvo que el 22 de septiembre de 1832 “fue un día memorable para la biología, ya que señala la primera de las múltiples evidencias que llevarán a Darwin a cuestionar la doctrina de la inmutabilidad de las especies”. 

Primera edición de “El origen de las especies”.

De hecho, en la introducción de “El origen de las especies”, el propio Darwin señaló: “Cuando me encontraba a bordo del HSM Beagle, como naturalista, estaba muy impresionado con ciertos hechos de la distribución de los habitantes de América del Sur y de las relaciones geológicas entre los habitantes presentes y pasados de ese continente. Me parece que estos hechos arrojan alguna luz sobre el origen de las especies”.

También en su autobiografía, el naturalista sostuvo que “durante el viaje del Beagle había quedado profundamente impresionado cuando descubrí en la formación Pampeana, grandes animales fósiles cubiertos con caparazón como los actuales armadillos… Era evidente que hechos como estos, y también muchos otros, sólo podían explicarse mediante la suposición de que las especies se modificaban gradualmente; y el tema me obsesionaba”.

En tanto, Andrew  Norman Wilson, biógrafo británico, sostuvo que “Punta Alta fue una de las más ricas fuentes de descubrimientos paleontológicos para Darwin (…) Sin embargo, aquí, incrustado en las conchas de Punta Alta, había una clara evidencia de que un animal muy parecido a un caballo europeo moderno había habitado una vez la Patagonia. Además, el parecido que estos fósiles tenían con sus equivalentes modernos provocaba inevitables preguntas (…) Era inevitable, cuando él trajo todos estos especímenes a casa, que se preguntase: ¿qué pasaría si el  caballo que se veía en forma fosilizada en Argentina no era una especie separada del caballo moderno… sino que fuera su antecesor?”.

Reconocimiento

Todos los años Punta Alta recibe la visita de científicos o delegaciones universitarias de todas partes del mundo, que quieren conocer el lugar donde Darwin inició la aventura del descubrimiento que lo llevó a revolucionar el paradigma científico de su época.

El año pasado, en tanto, el Gobierno bonaerense presentó la “Ruta Darwin”, una muestra que recordó los pasos de Darwin por el sur de la provincia y relató sus principales hallazgos en la zona. (DIB)

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoLunes
BUFOR

Av. Buzon 1057Tel: 0249 4421289

GALLI

Rodriguez 1491Tel: 0249 4448509

TRAVERSO

Av. Bolivar 301Tel: 0249 4440076 | 4422079

LAS MÁS LEÍDAS

29AGODesde Barcelona en tiempos de pandemia

14SEPHallaron el cuerpo sin vida de un joven en su departamento

05SEPUn nuevo pico de positivos, lleva los casos confirmados a 211