En 2016 el Gobierno nacional triplicó los giros no automáticos a la administración de María Eugenia Vidal, al otorgarle casi 40 mil millones de pesos en concepto de transferencias corrientes, por fuera del esquema de coparticipación federal.
De acuerdo al informe de ejecución presupuestaria publicado recientemente por el ministerio de Economía, Nación envió el año pasado transferencias corrientes por 39.682 millones de pesos, un 256 por ciento más que lo girado en 2015 (11.138 millones) durante el último año de gestión de Daniel Scioli.
Según publicó hoy diario Extra que edita la agencia DIB, se trata de una masa récord de recursos destinados a apuntalar las alicaídas cuentas provinciales (cuando asumió, Vidal aseguró que la Provincia se encontraba "quebrada") y a sostener los planes bonaerenses de obras públicas, aunque por las características de este tipo de giros podían utilizarse para gastos corrientes.
El fuerte incremento de los fondos se explica en buena parte por la decisión del Gobierno nacional de transferir a la Provincia 25 mil millones de pesos, a modo de compensación por la desactualización del Fondo del Conurbano, fijado desde hace más de 20 años en los 650 millones de pesos.
Con todo, los fondos nacionales remitidos por transferencias corrientes representaron poco más del 10 por ciento del total de ingresos percibidos por la Provincia el año pasado. Pero si se suman los envíos automáticos a través de la coparticipación (102 mil millones) y las contribuciones a la seguridad social (66 mil millones), los recursos federales explicaron el 53 por ciento de los recursos genuinos del Estado provincial.
A diferencia de las transferencias automáticas, que se rigen por las leyes de coparticipación federal y se envían diariamente según la evolución de la recaudación, los giros corrientes tienen un mayor componente de discrecionalidad en su entrega, y pueden utilizarse para cubrir gastos corrientes.
La dependencia de la Provincia a este tipo de fondos se incrementó en las últimas décadas, debido en buena medida al cada vez más acentuado retraso del Fondo del Conurbano. Esta dinámica produjo que la administración bonaerense requiera de asistencias especiales para afrontar sus gastos más básicos. 
Por caso, en 2012, y en medio de una de sus recurrentes crisis con la Casa Rosada, el entonces gobernador Daniel Scioli debió desdoblar el pago del medio aguinaldo de junio ante la falta de giros nacionales. Finalmente recurrió a una renovación de las licencias de bingos y a un aumento la presión impositiva sobre el campo, que realizó masivas protestas en contra de la medida.

25 MIL MILLONES
Buena parte del incremento de las transferencias a la Provincia fue otorgado a través de un decreto de Mauricio Macri, que giró 25 mil millones de pesos en enero pasado, pero computados al ejercicio 2016.
En ese momento se explicó que de ese monto, 15 mil millones cubrirían parte del déficit provincial del año pasado, y 10 mil millones serían para condonar deudas con la Nación. 
El ministro de Economía, Hernán Lacunza, aseguró entonces que los fondos “son para el año 2016 que se terminó, para cubrir parte del agujero que heredó la Provincia de la gestión anterior”.
En tanto, consultadas por DIB, fuentes del ministerio de Economía provincial sostuvieron que “de transferencias automáticas la Provincia de Buenos Aires recibe 6.000 pesos per cápita por año. Con los 25.000 millones recibidos pasamos a 7.500 pesos per cápita por año. El resto de las provincias recibe 21.000 anuales. Seguimos recibiendo un tercio que el resto”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoMiércoles
BUFOR

Av. Buzon 1057Tel: 0249 4421289

GALLI

Rodriguez 1491Tel: 0249 4448509

TRAVERSO

Av. Bolivar 301Tel: 0249 4440076 | 4422079

LAS MÁS LEÍDAS

25JULLa Granja Los Pibes y los nuevos desafíos

06AGOCerdos criados con basura, en la "Capital del Salamín"

10AGOLa lucha del deseo frente a la desidia estatal