Se realiza cada tres años en un lugar diferente del planeta. Si bien no tiene un carácter competitivo, se puede asimilar a una especie de Juegos Olímpicos o Mundial de Fútbol, pero de Música Coral. La directora tandilense del Conservatorio Isaías Orbe y del Coro Estable de Tandil participó del encuentro que, en esta edición, fue llevado a cabo desde del 22 al 29 de julio en Barcelona.

El Simposio Internacional de Música Coral se realiza cada tres años en un lugar diferente del mundo. "Es parecido a un mundial de fútbol", comparó Annele Moroder ante la consulta de NUEVA ERA.

"Lo organiza la Federación Internacional para Música Coral junto con la ciudad o el país anfitrión. En este caso, la entidad local fue la Federación de Música Coral Catalana", agregó.

Esta es la tercera vez que Moroder participa en un encuentro de este tipo. las anteriores fueron en Vancouver (Canadá) en 1993 y cuando se hizo en nuestro país (en Puerto Madryn) en el 2011. Esta vez, la sede del Simposio fue el Auditorio de Barcelona (en catalán y oficialmente, L'Auditori).

La tandilense formó parte de la delegación argentina que fue la más numerosa de todo el encuentro respecto a la de los demás países participantes.
"En Argentina existe la Asociación de Directores de Coro de la República Argentina  (ADICCORA)que posee varias filiales por todo el país. Yo formo parte de ella. Y había tanto interés en Argentina para ir al Simposio que la Asociación consiguió tarifas preferenciales para la inscripción -que de otra forma es muy onerosa- y logró prácticamente igualarla a la de los propios catalanes", indicó.

Durante su relató contó que "a su vez, surgió al idea de hacer un Coro ADICORA de difusión de música argentina. Es decir, un coro de directores de coro, lo cual es ya muy insólito". Moroder aclaró que "no éramos uno de los coros del Simposio. Esos son coros super top, recontra elegidos. Hicimos, en el marco del Simposio, dos conciertos de extensión de música académica y popular argentina de los siglos XX y XXI".

"Canté en ese coro y además dirigí una de las obras y fue genial. La idea es super novedosa. La gente del ambiente coral sabe que uno va al concierto, se presenta el director y dirige el concierto. Acá, nos formamos todos, bajó uno e hizo su obra y subió. Bajó otro e hizo lo suyo, cada cual con su importa. Los que están acostumbrados a escuchar, se dan cuenta que el sonido del coro cambia con la mano del director", mencionó.

La experiencia fue altamente gratificante ya que "la gente que lo vio estaba muy contenta porque el repertorio era especialmente elegido. Por ejemplo, terminaba con el Gloria de La Misa Criolla, que lo conoce literalmente todo el mundo. Además tenía su percusión, el piano y los solitas, así que el ambiente era muy festivo. Pero además, nosotros estábamos tan contentos de por sí que transmitíamos una energía muy particular. No es muy común que los directores canten. Yo vengo de cantar en el coro y después fui directora, pero muchísima gente ", es directora y nunca cantó en un coro. Lo cual es muy raro".
En el simposio, que no tiene carácter competitivo, participaban coros provenientes de Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Suecia, Sudáfrica, Corea, Japón, Filipinas, uno de Argentina (único de Latinoamérica), País Vasco y, por supuesto, de Cataluña.
 
Un día en el simposio
"Por las mañanas todos íbamos un taller de canto común con el librito que nos daban. Entonces, por ejemplo, subía el director del coro filipino y decía que abramos en tal página y entonces se cantaba, así a primera vista, esa obra. En general son todas obras folklóricas de los diferentes países. A los diez minutos, subía el director chino y se canta la obra de China. Y así, unos 40 minutos. Luego, dos tandas de cuatro conferencias a la vez. Al mediodía, cuatro conciertos de coros individuales  con repertorio autóctono o regional. A la tarde, otras dos tandas de cuatro conferencias, el concierto oficial de las 17 horas, de dos horas de duración en los que actúan cuatro coros haciendo su repertorio más académico y universal. A la noche, otra tanda de concierto. Tres de ellos, de gala. Por ejemplo, hubo uno en la Basílica La Sagrada Familia. Eran todos los coros de Barcelona. Así que eran 700 personas cantando arriba, en la galería", relató emocionada. "Los otros dos de gala fueron  en el Palau de la Música Catalana, otro edificio increíble", acotó.

Moroder narró que "ibas a la conferencia a escuchar a alguien y después, en el concierto, lo tenías sentado al lado. Me he encontrado con compositores de obras que nosotros cantamos. Uno de Lituania, otro de Estonia. Nosotros estamos cantando obras de un contemporáneo que vive en Estonia  y yo lo vi ahí, lo saludé, le conté que cantamos obras suyas, compartimos anécdotas. Por supuesto, hay algunos más accesibles que otros".

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoViernes
ARANGUREN

Av. España 146Tel: 0249 4425589

CENTRAL

Rodriguez 423Tel: 0249 442-5628/4431313

FLORIT

Belgrano 1196Tel: 0249 4431960

LAS MÁS LEÍDAS

25JULLa Granja Los Pibes y los nuevos desafíos

06AGOCerdos criados con basura, en la "Capital del Salamín"

10AGOLa lucha del deseo frente a la desidia estatal