Fue 19-3 para los neozelandeses que dominaron a lo largo de los 80 minutos. El equipo argentino peleó hasta el final, pero no le alcanzó. Igual, hizo historia.


Como los árboles de Alejandro Casona, Jaguares murió de pie. Jugó un partido que no admitió reproches, aunque sí algunos errores, y cayó con el mejor equipo del mundo: Crusaders lo venció 19-3 y se consagró campeón del Súper Rugby por décima vez y tercera al hilo. Quedará una sensación que más que consuelo será motivo de orgullo: humanizó a un conjunto repleto de All Blacks y le vendió carísima la derrota.

La coincidencia respecto a los méritos de Jaguares para haber llegado a la final del Súper Rugby era absoluta. Y quedó demostrado en una primera mitad en la que la supuesta gran diferencia de jerarquía en favor de los neozelandeses, con múltiples All Blacks en su equipo, no existió. El conjunto argentino defendió bien y, lo más meritorio, incomodó a Crusaders en su propio territorio.

Con un gran tackle (91% de eficacia), destacándose un Lavanini activo a la hora de parar las embestidas rivales, los de Quesada contuvieron a su rival pese a que la primera pelota perdida, a los 20 segundos de juego, paralizó más de un corazón. Y Crusaders se encontró en un territorio desconocido: el de la falta de certezas a la hora de llegar al ingoal contrario.

Los argentinos, poco a poco, comenzaron a hacerse dueños del juego, siendo los que proponían. Pecaron en el line, lo que les impidió jugar una mayor cantidad de pelotas limpias, y tuvieron dificultades con la defensa muy arriba de Crusaders, una decisión arriesgada pero eficaz para combatir el picante del ataque de Jaguares, que había quedado en evidencia en la semifinal con Brumbies.

La buena disciplina del equipo permitió que no llegaran penales en contra sino hasta pasada la media hora de juego, aunque antes de eso, Crusaders, bien al estilo All Black, aprovechó la única que tuvo tras un gran robo de Matt Todd a Joaquín Díaz Bonilla y una escapada de Sam Whitelock para que apoyara Codie Taylor. Fue, al cabo, la diferencia: en la que tuvo el equipo argentino, el local resistió (también con un poco de suerte).

Lejos de salir al segundo tiempo golpeado por el aumento de ventaja en el cierre de la primera mitad, Jaguares mostró personalidad en el arranque. Podría, incluso, haber apoyado a partir del combo Matera-Moroni, pero Crusaders lo sostuvo a partir de un reposicionamiento notable de su defensa.

Casi 50 minutos tardó Crusaders (por culpa de Jaguares, claro está) en hacer una jugada en la que su potencial quedara a la vista. Y fue Ortega Desio quien salvó providencialmente, sostenido siempre por un tackle que llevó a los locales a pedir palos, luego de reiterados intentos infructuosos por apoyar, para ponerse 10 arriba, una diferencia importante para lo que no dejaba de ser un duelo cerrado.

Jaguares padecía porque, con un Díaz Bonilla lejos de estar fino, no sólo se volvía difícil atacar, sino también salir de situaciones que se volvían apremiantes. Y una progresión que antes se había visto erosionada por la presión de Crusaders ahora sumaba el inconveniente extra de los errores de manejo propios. La movida de Quesada cambiando a la pareja de medios con casi 20 minutos por delante fue la prueba cabal de que las cosas no estaban funcionando.

Y no hubo caso, porque enfrente el pie de Richie Mo’unga no fallaba, la presión bien arriba de la defensa de Crusaders no dejaba pensar y, sin tiempo para usar la cabeza contra el mejor equipo del mundo, todo se volvió una empresa demasiado compleja.

La derrota, al cabo, no deja de tener lógica. Sin embargo, si de lógicas se trata, Jaguares construyó la suya y hoy es un equipo respetadísimo en el plano internacional -una muestra: Pablo Matera, en su última aparición en el equipo, fue elegido como el hombre del partido-. Y la gran parte de estos jugadores tendrá revancha con la camiseta más especial en un año mundialista antes de, el año próximo, embarcarse en lo que ya no será un sueño, sino un objetivo.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoJueves
AVENIDA

Av. Colon 1502Tel: 0249 Tel. 442-9106

GARBELLINI

Av. Avellaneda 1498Tel: 0249 Tel. (0249) 444-8700

ROMERO-

Doering 384Tel: 0249 Tel. 445-4429

LAS MÁS LEÍDAS

10JULBanco Provincia fijó fechas para los descuentos de 50% en supermercados

04JULPrograma de diferimiento de los consumos invernales

07JULHallan cuerpo quemado en Olavarría que podría ser de hombre buscado; un detenido