17/06/2019 Gabriela Michetti no cumplió el compromiso con el Taller Protegido  
 

El 6 de octubre de 2017 visitó nuestra ciudad la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti. Aprovechó su paso para conocer el Taller Protegido. Allí recibió dos carpetas con pedidos específicos de parte de la institución: una nueva compactadora, el acondicionamiento de un lugar para poder hacer la separación sin estar a la intemperie y equipar una casita en el predio institucional ubicado en Aeronáutica Argentina y Chapaleofú. La coordinadora de Taller Protegido aseguró a NUEVA ERA que “gracias a Dios tenemos los dos proyectos concluidos, pero por esfuerzo propio de la institución”.


Días posteriores a la visita de Michetti, este Diario dialogó con Gutiérrez quien había indicado que para la institución había sido un orgullo recibir a la Vicepresidente.
Destacando que todo había sido “bárbaro”, la coordinadora había narrado que la funcionaria nacional había recorrido toda la sede mientras ella le iba contando cómo era el trabajo en ese lugar.
También reveló en aquella nota que “los pibes interactuaron con ella. Eso fue fantástico porque ella les preguntaba y ellos contestaban, contaban de las actividades que hacíamos, tanto adentro como fuera de la institución” y que los había felicitado y mencionado que es “un taller modelo, que en Buenos Aires estas cosas no se ven”.
También había indicado que Michetti misma había remarcado como importante su condición de discapacitada diciendo “aprovéchenme porque no van a tener tantas vicepresidentas discapacitadas”. La evaluación de la coordinadora institucional respecto a la vicepresidenta había sido que era “una mujer muy sencilla, muy atenta. A mí me sorprendió para bien”.
La ocasión había servido para acercarle a la vicepresidente dos proyectos, ambos en relación con la planta recicladora de plástico-PET que posee la institución. Uno de los pedidos fue la adquisición de una nueva compactadora  y la adecuación de un lugar para que los chicos pudiesen separar sin hacerlo a la intemperie. El otro era equipar una casita que también está dentro del mismo predio.
“Me pidió que le explicara de qué se trataba cada una de las carpetas. No me prometió nada pero dijo que iba a ser todo lo posible. Preguntó a cuántos minutos estábamos del otro predio pero ya era tarde. Me dijo que quería volver y conocerlo”, había puntualizado luego de la ilustre visita.
Desde aquél momento en adelante, la única noticia que tuvieron fue recién en abril de 2018 cuando –también en declaraciones a NUEVA ERA por robos en aquel predio- Gutiérrez indicó que no había habido “un avance puntual” con los pedidos formulados aunque por esos días había recibido un correo electrónico del secretario de la Vicepresidente pidiendo un teléfono de contacto. “Si bien no fue nada, fue un alivio el sentir que por lo menos nos contestaron”, había expresado.
En la mañana de hoy se volvió a indagar sobre los pedidos hacia Michetti pero desafortunadamente la respuesta fue que no tuvieron más noticias. Después de ese pedido de teléfonos para contactarse, el silencio fue total
“La compactadora la tenemos por un sacrificio propio y por una ayuda del Municipio. No tenemos ninguna novedad sobre esas carpetas. De ninguna de las dos. Gracias a Dios tenemos los dos proyectos concluidos, pero por esfuerzo propio de la institución”, subrayó la coordinadora del Taller Protegido de nuestra ciudad.
“La casa está habilitada también por sacrificio de la institución y por ayuda de gente de la comunidad en general”, agregó.
Al recordar la buena imagen que quedado de Michetti tras su presencia, Gutiérrez dijo que “lamentablemente fue sólo una impresión, porque después de esa visita no tuvimos ninguna novedad a excepción de que algún secretario o persona allegada a ella me mandó un mail para pedirnos un número de teléfono”.
“Siempre digo que a esta institución en particular todo le cuesta el doble. Al ser una ONG dependemos de nuestros propios ingresos y de la ayuda que recibimos de la comunidad. Y el Municipio aporta subsidios para gastos de funcionamiento. En general, no la tenemos tan facilitada como otras instituciones, si hablamos de las estatales. Todas las ONGs estamos en la misma situación. Si bien el Estado está ausente en muchos lugares, me parece que en otras instituciones de educación la tienen más facilitada que nosotros. Es mi impresión”, resaltó.
Añadió que en Taller Protegido hay “muy poco personal para tantas personas con discapacidad. Somos 8 personas para 66 con discapacidad. Es cierto que los edificios son nuestros y no pagamos alquileres, pero el sacrificio es día a día. Minuto a minuto diría. Hoy, por el tiempo (el clima), no tenemos ventas y mañana va a ser un día complicado”.
Cuando se le propuso pensar en una nueva hipotética visita de Michetti como para peticionar sobre las urgencias de hoy en la institución, Gutiérrez aseguró que no hablaría “sólo de nuestra institución”. “Creo que plantearíamos la necesidad de todos los talleres protegidos de la Argentina. Que salga la Ley de Talleres Protegidos, que es una ley que está ‘escondidita’ en algún escritorio. Están trabajando desde hace más de 20 años y la están terminando de reglamentar desde antes que se fuera la expresidenta (Cristina Fernández). Son más de cuarenta artículos y están reglamentados tres o cuatro”, señaló.
Para concluir, informó que el beneficio más importante que traería la reglamentación e implementación de esa ley es que “las personas con discapacidad puedan tener derecho a una obra social, a una jubilación y a un sueldo digno. Hoy eso no está y estamos muy lejos de que eso se pueda concretar porque el Estado tiene que desenvolver bastante dinero para que todas las personas con discapacidad puedan tener ese derecho”.


 
  www.nuevaeranet.com.ar  
 
Nueva Era - Gral. Rodríguez 445 - Tandil - Bs. As. - Argentina
Tel. (0249) 442 1166 (líneas rotativas)