12/11/2019 El diácono fue apuñalado y golpeado en la cabeza; hay dos detenidos  
 

La autopsia sobre el cuerpo del diácono Guillermo Luquin, asesinado ayer en Temperley (Lomas de Zamora), confirmó que la víctima fue golpeada en la cabeza y que tenía lesiones superficiales producidas con arma blanca en su cuerpo, además de diversas puñaladas. Dos jóvenes de 19 y 20 años fueron detenidos en las últimas horas acusados del asesinato, informaron fuentes policiales.

El golpe en la cabeza le generó a Luquin un traumatismo de cráneo y, se sospecha, pudo haber sido aplicado con un velador que fue hallado en la habitación en donde se encontraba el cuerpo de la víctima.   

Por los cortes en los brazos y en las manos, se supone que el diácono pudo haberse defendido al ser atacado con un arma blanca en la zona del tórax, en donde tenía puntazos.   

La pericia determinó también que Luquin fue agredido con cinco puñaladas y que murió por una herida en la vena yugular que fue aplicada con un cuchillo hallado luego en la cocina de la casa.

El ataque sucedió en la habitación del diácono. En la escena los investigadores pudieron levantar seis huellas dactilares, mientras que el teléfono celular de la víctima fue robado.

Por el crimen, un joven que había dialogado vía chat con el diácono fue detenido por la Policía bonaerense. Ahora, los investigadores tratan de reconstruir las últimas horas de Luquin. En la autopsia también se tomaron estudios complementarios de hisopados en la zona genital. (DIB) (TELAM)

 
  www.nuevaeranet.com.ar  
 
Nueva Era - Gral. Rodríguez 445 - Tandil - Bs. As. - Argentina
Tel. (0249) 442 1166 (líneas rotativas)