• LOCALESVolver

    SEGURIDAD Y EDUCACIÓN VIAL

    “El que tiene que tomar el ‘toro por las astas’ y llevar las cosas adelante es definitivamente el Municipio”

    Martes, 17 de Septiembre de 2019 | 13:40 hs
La ONG Tránsito entre Todos hizo uso de la Banca 21 hace un año para pedir que se declarara la Emergencia Vial. Sumó a su pedido una lista de propuestas para concientizar a la población y brindarle educación vial. NUEVA ERA entrevistó al titular de esa organización social, Pedro Larraburu, quien recordó que «en ese momento habíamos propuesto declarar la Emergencia Vial y la verdad es que se tomó un poco ‘a la chacota’ y no pasó nada más. Tuvimos un par de reuniones con el jefe de Gabinete, (Julio Elichiribehety) por una campaña y se hizo. Pero con la campaña electoral, quedó en la lona de atrás. Si te fijás, en donde había algo de campaña vial hoy está la foto de Lunghi con Frolik».

Juan Larraburu, referente de la ONG Tránsito entre Todos afirmó a NUEVA ERA que, respecto al 2018 «la estadística es menor en cuanto a cantidad de muertos, porque el año pasado tuvimos 18 -un número de los más altos de los últimos años- y este año vamos muchos menos».

De todos modos remarcó que el número «ha bajado porque los accidentes son menos graves pero no porque haya habido un control o una política para que baje» y que en la ciudad se repite año a año una particularidad: «la misma cantidad de muertos que tenemos en Tandil, la tenemos de tandilenses que mueren en las rutas».

También puso de relieve que «en lo que el número sigue siendo elevado es en la cantidad de accidentados ya que tenemos a razón de uno por día. E incluso, a veces, hasta dos en el mismo día».

Larraburu utilizó en el 26 de julio del año pasado la Banca 21 para solicitar la Emergencia Vial junto a una gran cantidad de propuestas para comenzar a mejorar el tránsito vehicular y la educación vial. Algunos de ellas fueron: Llenar la ciudad con consejos viales (cinturón, No al celular, los niños atrás), sumar instituciones intermedias, reflotar el «Consejo Consultivo Vial», bajar -como otras ciudades- el límite de velocidad, aplicar «alcohol cero», crear una Escuela Municipal de Manejo, educar a los infractores y que hubiese mayor control y aplicación de la ley.

Consultado sobre si pasado ya algo más de un año se tuvieron en cuenta alguna de ellas, el referente de Tránsito entre Todos manifestó que «en definitiva, no se tomó ninguna». «Lo que hubo después de ese momento de mayor repercusión fue empezar a reunirnos con distintos sectores. Pero concretamente, de todas las propuestas no se llevó a cabo ninguna. 

«En ese momento habíamos propuesto declarar la Emergencia Vial y la verdad es que se tomó un poco ‘a la chacota’ y no pasó nada más. Tuvimos un par de reuniones con el jefe de Gabinete, (Julio Elichiribehety) por una campaña y se hizo. Pero con la campaña electoral,  quedó en la lona de atrás. Si te fijás, en donde había algo de campaña vial hoy está la foto de Lunghi con Frolik», resaltó.

«Lo que está haciendo ahora el Municipio es semaforizar, que me parece muy bueno porque es una manera de ordenar lo que tenemos. Me han llamado de dos o tres lugares para ver si podemos reflotar el Consejo Consultivo Vial. Ese también fue un reclamo de la Banca 21», informó.

Además, mencionó que lo que pueden hacer desde las diferentes organizaciones sociales «es concientizar, llevar algo de acciones a la escuelas o poner el tema en agenda, pero el que tiene que tomar el ‘toro por las astas’ y llevar las cosas adelante es definitivamente el Municipio. El resto podemos acompañarlo si es que nos invitan, o observar lo que el Municipio hace».

Otra de las organizaciones que buscan concientizar a la población es Estrellas Amarillas. Dicha organización comenzó desde hace poco a reemplazar las estrellas amarillas pintadas en el asfalto -que se borran con rapidez- por carteles verticales en los lugares donde hubo víctimas fatales.

Al respecto, Larraburu explicó que «generalmente los señalamientos de tránsito van en forma vertical porque el conductor los va a ver más fácil y lo horizontal no se tiene en cuenta. El mundo va para la señalización vertical. En algunos lugares de Argentina como en Tandil nos encanta poner todo lo que tiene que ver con el piso: lomos de burro, serruchitos. Pero en el mundo ya no se utilizan porque deterioran los autos, producen frenadas bruscas, etc. La gente de Estrellas Amarillas al menos logró que la señalización de las estrella sea en forma vertical y tenga más visibilidad».

La repregunta entonces fue para saber si en el resto del mundo la señalética basta para lograr que los conductores reduzcan la velocidad a lo que Larraburu contestó que era efectivamente así y que lo que falta acá es educación vial.
En ese sentido, afirmó que «ni lo vertical ni lo horizontal nos acomoda. Fijate que ponen un  lomo de burro en la subida del Parque y pasan por el costado o directamente las motos suben por el costado y cruzan toda la plaza andando en moto. Entonces, tiene que ver con una cuestión de educación».

«Hay falta de educación vial, falta de control y aquel que hoy no controla tampoco educó ayer. Entonces, estamos muy complicados para el día de mañana. Seguimos sin educar ni controlar y sigue habiendo nuevos conductores pero con la misma concientización que teníamos hace 20, 30 o 40 años. Eso es lo que nos está alejando de la mayoría de los países del mundo. No tenemos una educación vial como corresponde, que nos enseñe desde la escuela lo que tiene que hacerse», observó.

El titular de Tránsito entre Todos también comentó que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires «ha armado algunas cosas nuevas» respecto al tránsito «y lo está llevando bastante bien». Añadió que desde Tandil «han descubierto que en Buenos Aires se está trabajando bien con el tránsito» y coordinaron interiorizarse sobre esa experiencia «así que, veremos qué es lo que sucede».

Uno de los puntos polémicos en esta temática en los últimos tiempos fue el comunicado oficial firmado por el intendente Miguel Lunghi el 22 de julio pasado, casualmente casi justo un año después del uso de la Banca 21 de Larraburu. 

En ese texto, emitido luego de los casos de víctimas fatales en tránsito que ocurrieron en lugares donde no funcionaban las cámaras de monitoreo municipal, el Jefe comunal insistía en la responsabilidad colectiva de «cuidarnos entre todos». «Ante una serie de accidentes viales ocurridos en las últimas semanas en nuestra ciudad, que han tenido como dolorosas consecuencias la pérdida de vidas y graves heridas y secuelas para convecinos, el Municipio de Tandil realiza un llamado a la reflexión y a la conciencia de las familias y de cada ciudadano», manifestaba.

«Desde el Municipio asumimos la responsabilidad indelegable de las políticas públicas, sabiendo y reconociendo que no hay acciones posibles que den resultados sin el compromiso y el cuidado de cada ciudadano y de las familias. Por eso convocamos a la comunidad a reflexionar juntos, a cuidarnos juntos, incluyendo en este llamado a la reflexión las dificultades y complejidades que administramos cada día», decía en otro párrafo.

Aludía a que «la pérdida de vidas» eran «en la mayoría de los casos evitables a partir del respeto a las más básicas normas de tránsito y del cuidado hacia los demás» y pedía «que cada uno de nosotros, en el seno de nuestras familias, reflexionemos sobre el valor supremo de la vida, propia y ajena, al momento de conducir un vehículo de cualquier tipo y circular por la ciudad o en las rutas. 
Reducir la velocidad, respetar los semáforos y las indicaciones viales, utilizar el casco y adoptar las medidas de seguridad básicas, no solo son una responsabilidad individual y colectiva: significan cuidar la vida de cada uno de nosotros, de nuestros vecinos, de nuestros seres queridos. No hay apuro o circunstancia que valga más que una vida».

Larraburu estuvo de acuerdo «en el núcleo del comunicado, en la falta de educación vial. Imaginate que estoy dando charlas desde hace un montón de años. Sería una locura si no estuviera de acuerdo».

Pero catalogó como «raro» que el texto respecto a la educación vial viniera «de quien debiera darla. Porque el que debe brindar la educación vial y hacerse cargo de todo eso es el Estado. ¿Cómo voy a decirle a la gente que no hay educación vial y que no se respetan las normas si yo mismo hablo por teléfono mientras manejo? El Intendente ha manifestado que habla mientras maneja. Y podemos ver un montón de autos municipales fuera de lógica de cómo debieran circular. Entonces, está buenísimo que reclamemos la falta de educación vial, que el Estado se ponga del lado de decir que nos cuidemos entre todos, pero también es cierto que es el Estado el que tiene que ‘ponerse el saco’».

Expuso que, como Estado, «por un lado tengo que educarte y por otro controlarte. Si no te educo ¿cómo hago después para controlarte? Si no te eduqué para que te controlen».

«El tránsito y los accidentados del tránsito se llevan millones de pesos anualmente. Por suerte, tenemos una gente extremadamente capacitada y somos una ciudad chica. Sabemos que los primeros 30 minutos en un accidente son fundamentales y en Tandil generalmente una ambulancia llega dentro de ese lapso. En eso tenemos muy buena recepción de la gente que trabaja en accidentología», destacó.

«Pero gastamos millones y millones en los accidentados que quedan por no haber podido prevenir que ese accidente sucediera. Cuando sería mucho más factible lograr que esos accidentes no sucedieran», reflexionó.

A nivel nacional, mueren 22 personas por día en siniestros viales y otras 36 quedan con secuelas y lesiones graves que le imposibilitan su normal desenvolvimiento de por vida.

«Además de eso, hay que sumar a los muertos y los accidentados, las familias y amigos de esas personas, que ven modificadas sus vidas a partir de un accidente. Siempre las llamamos ‘víctimas indirectas’, que no están en el accidente pero a partir de ese momento van a pasar a ser parte de ese accidente», evaluó.

Para graficarlo, indicó que «hay suicidios de madres que no pueden soportar la pérdida de su hijo en un accidente de tránsito. Obviamente no van a formar parte de las víctimas en accidentes de tránsito pero son una consecuencia de ellos».

«Si no me equivoco, el año pasado en Argentina se gastaron 15 mil millones de dólares en accidentes de tránsito. En Tandil son muchos millones pero no tenemos acceso a saber cuántos», culminó.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoJueves
AVENIDA

Av. Colon 1502Tel: 0249 Tel. 442-9106

GARBELLINI

Av. Avellaneda 1498Tel: 0249 Tel. (0249) 444-8700

ROMERO-

Doering 384Tel: 0249 Tel. 445-4429

LAS MÁS LEÍDAS

06OCTUna menor falleció luego de un vuelco en un camino rural

27SEPAPAC se presenta en Tandil

29SEPCon éxito pasó la cata y degustación de vinos y exquisiteces con carnes de la zona