El psiquiatra Carlos Benavente Pinto, director médico de la Residencia Psiquiátrica Teresa de Calcuta, es uno de los cuatro especialistas en esa rama médica que trabaja dentro de la Dirección de Salud Mental del Sistema Integrado de Salud Pública. En entrevista con NUEVA ERA, criticó la ausencia de un psiquiatra de guardia durante los días hábiles de la semana. También lamentó que la Ley de Salud Mental habilite a personas no especializadas en medicina a estar a cargo de áreas como en al que él se desempeña y dijo que “la verdad es que gran parte de la gente que está en Salud Mental o en el Municipio tiene una mirada antipsiquiátrica total”.

Hasta hace apenas unos meses, el servicio de Salud Mental del Sistema Integrado de Salud Pública contaba con sólo tres psiquiatras. Eso se modificó levemente porque “se incorporó la Jefa de Internación, así que somos cuatro en total. Pero igual se necesitarán más. Se requiere mucho más atención, también como para disminuir la lista de espera”, comentó a NUEVA ERA Benavente Pinto.

“Tratamos de achicarla. Por momentos hay dos meses de lista de espera, por ahí hay un mes, pero lo ideal sería que haya una atención medianamente temprana”, añadió.

El psiquiatra explicó que “los casos que son de urgencia se resuelven por la guardia. Pero el tema es que no es una guardia de psiquiatría sino que es una que hacen los psicólogos. Solamente hay psiquiatra de guardia los fines de semana. Entonces, si llega a pasar algo, no te atiende un psiquiatra sino un psicólogo y, en el caso que lo requiera y con controles clínicos por la guardia, hace una derivación a una internación”.

Que hubiese un psiquiatra de guardia los días de semana sería “un factor clave, porque también produce un agotamiento en el personal de la guardia”.
“Si bien puede haber psicólogos que pueden estar entrenados en el manejo de un paciente crítico, no terminan teniendo una mirada médica. La guardia es una urgencia médica y muchas veces se termina metiendo el médico clínico que, a su vez, está con otras urgencias. Si es durante el fin de semana, podés contar con un guardia de pasiva, pero los días de semana no. Y entonces, es realmente complicado. De hecho, en las clínicas hay psiquiatras de guardia. No entiendo porqué acá no”, expuso.

Luego de que Luciano Grasso pasara, entre fines de 2017 e inicio de 2018, de la Dirección de Salud Mental local a estar a cargo de la Dirección Nacional de Salud Mental, el área estuvo encabezada por la psiquiatra María Cecilia Scheerle hasta hace unos meses atrás que pasó a manos de la trabajadora social Valeria Giatti.

Benavente Pinto no opinó sobre la gestión de Giatti pero sí puntualizó en el hecho de que el área no esté a cargo de un médico: “eso es consecuencia de la Ley de Salud Mental. El único servicio médico del Hospital que no tiene una dirección médica es el de Salud Mental. Lamentablemente lo habilita una ley y la verdad es que gran parte de la gente que está en Salud Mental o en el Municipio tiene una mirada antipsiquiátrica total. Entienden que el psiquiatra te va a reprimir más que a tratar. O que te castiga medicando. Y ahí están las consecuencias. No se entiende por qué”.

“Nosotros tenemos una posición muy en clara que es la de ser asistencialista. Entonces tratamos de acomodarnos a la demanda del paciente. Pero hay una realidad: si uno quiere hablar de temas médicos puntuales, la verdad es que hablamos diferentes idiomas”, expresó respecto a la relación con la directora.
El concepto de desmanicomialización viene presente en la gestión municipal desde hace unos años y uno de los que lo impulsó fue justamente Grasso. Pero Benavente Pinto lo calificó como “una mirada bastante pobre, porque lo cierto es que los manicomios dejaron de ser manicomios. Son hospitales especializados en enfermedades mentales. Y a veces nosotros tenemos que derivar pacientes hacia esas unidades de alta complejidad”.

Como ejemplo, recordó que hace tres o cuatro meses, cuando aún estaba como psiquiatra en el área de Internación, “terminamos derivando una paciente hacia el Hospital Moyano, pero porque realmente requería una atención más compleja”.

“No sé por qué se niegan esas entidades instituciones con el afán de que un paciente tenga una internación más acotada como la del Hospital de Tandil, que es sólo para agudos y no te deja tener pacientes en forma cronificada”, se preguntó.

Benavente Pinto recordó que desde la Dirección Nacional de Salud Mental, a cargo de Grasso, querían cumplir con el paulatino cierre definitivo de comunidades terapéuticas y hospitales especializados de salud mental públicos y privados con una fecha tope de enero de 2020 utilizando “la reducción de partidas presupuestarias a ese tipo de hospitales. Lo cierto es que es imposible, porque es gente que está controlada, con una buena asistencia y en caso de que se cierren estos hospitales, no tiene lugar a dónde ir”.

Destacó que “una de las cosas que viene fallando es el tema de los hogares”. En ese sentido, afirmó que “el gran número de internaciones era por pacientes que estaban alojados en hogares“, y que esos establecimientos “no están capacitados para contenerlos porque en un hogar -con suerte- podés contar con un enfermero, pero después contás con cuidadores. Y la mayoría de los pacientes se termina descompensando porque no tiene una asistencia diaria, una mirada completa de cómo son los estados de salud”.

Dentro de la grave crisis económica y social que atraviesa nuestro país, este Diario quiso saber en cuánto repercute en el área en el que el psiquiatra se desempeña, en tanto disparador de nuevos pacientes o consultas. El profesional afirmó que la crisis “genera más pacientes. De hecho, se ha atendido a personas que quedaron desocupadas o que han tenido reducción de sus ingresos. Eso hace que aumente el estado ansioso e incluso depresivo. Y en la actividad privada pasa lo mismo: la mayoría consulta por este tema”. 
Subrayó que en el ámbito privado, muchas veces los pacientes “dejan los tratamientos y pasan al sistema estatal, sobresaturándolo. Obviamente, con la crisis económica no tienen para una prepaga, para pagar los medicamentos -que se han ido a las nubes- ni para los honorarios médicos”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoJueves
AVENIDA

Av. Colon 1502Tel: 0249 Tel. 442-9106

GARBELLINI

Av. Avellaneda 1498Tel: 0249 Tel. (0249) 444-8700

ROMERO-

Doering 384Tel: 0249 Tel. 445-4429

LAS MÁS LEÍDAS

06OCTUna menor falleció luego de un vuelco en un camino rural

27SEPAPAC se presenta en Tandil

29SEPCon éxito pasó la cata y degustación de vinos y exquisiteces con carnes de la zona