Redolatti: “Tandil ha liderado esta política de dejar que la economía de a poquito vaya recuperando su actividad” 

Marcos Redolatti, presidente de la Cámara Empresaria de Tandil confirmó a NUEVA ERA que, dada la situación provocada por la pandemia, en el 98º aniversario de la institución “no va a haber festejo virtual ni físico por el momento”. En cuanto al rol que ocupa la institución en este contexto, el entrevistado sostuvo que “cuando son cosas tan amplias nos excede a los socios y uno no ve a la Cámara Empresaria como al número de socios sino como a todo el comercio de Tandil”

Redolatti tiene el indudable privilegio de ser presidente institucional en medio de sucesos históricos. Eso se da desde el comienzo ya que la elección que lo ungió como cabeza de la Cámara Empresaria fue la primera en 16 años en tener dos listas en las elecciones en vez de una única. A su vez, apenas unos meses después de asumir se desató la pandemia mundial de coronavirus y trajo consigo el cierre de toda la actividad comercial e industrial.

“Lejos de lo pensado cuando me propusieron e invitaron a ocupar este cargo, ninguna de las dos cosas estaba en la agenda, pero son cosas que cualquiera que está en una institución es consciente que pueden suceder”, dijo respecto a esas circunstancias.

En cuanto a lo que ocasionó la pandemia en tanto el cierre del movimiento económico y su lenta recomposición, Redolatti afirmó que “es algo que todos, como comerciantes y como dirigentes, no estamos acostumbrados a afrontar. Lo que se ha hecho desde la Cámara y valoro mucho de todos los asociados, es que cada cual se ha sabido reunir con su sector, con sus pares. Cuando ocurren estas situaciones, la problemática es muy común. A veces uno ve al colega como una competencia o como algo que trata con cierta forma de sobresalir y acá es lo contrario. Uno trata de ver cómo todos los que están con la misma problemática pueden encontrar alguna solución para afrontar la falta de mercado”.

La institución tiene una dinámica de actividades y una agenda anual muy apretada, pero el coronavirus vino a poner todos patas para arriba. “Uno viene con esquemas de buscar nuevos mercados, de rondas de negocios… muchas actividades que han quedado totalmente relegadas porque las urgencias fueron otras”.

De todos modos, “uno siempre está viendo cómo mejorar y cómo crecer. Como empresario de Tandil siempre se está viendo qué necesidades hay. Desde un lugar de transbordo de mercaderías, de abrir nuevos mercados. Ahora estamos más prontos de inaugurar la aduana y poder despachar o recibir importaciones desde la localidad. Son muchas acciones que uno la ve en conjunto para todo el sector económico, pero la urgencia dejó todos esos temas, que están latentes, para un segundo plano”.

Ni bien asumió el cargo, Redolatti dijo en una nota que concedió a este Diario que “muchas veces en estas instituciones cuesta sumar gente o se suma gente que después les cuesta participar”. Al consultarle cómo se da esa temática en medio de una pandemia mundial, el presidente observó que “es muy complejo, por el tema del estilo y reuniones. Pero uno siente que está más cercano a muchas agrupaciones por temáticas comunes. Se ha trabajado mucho con la hotelería y la gastronomía, se ha estado en contacto permanentemente con otras asociaciones ya que los empresarios forman parte de distintas instituciones. También se trabajó mucho con el Municipio”.

También ocurrió lo mismo con los comercios no esenciales “que estaban a puertas cerradas y con un escenario de total incertidumbre. Se trabajó en conjunto en protocolos y en medidas de concientización. En cada una de esas acciones uno vio mucha participación y preocupación de asociados y no asociados. Cuando son cosas tan amplias nos excede a los socios y uno no ve a la Cámara Empresaria como al número de socios sino como a todo el comercio de Tandil”.

La institución tuvo un momento de tensión con el Gobierno municipal originada por el diferente criterio a la hora de flexibilizar la cuarentena, lo que llevó a varias reuniones.

El entrevistado explicó que “en todo momento fuimos conscientes de que todos teníamos el mismo deseo de poder trabajar y de poder abrir. En su momento, en lo que hubo una pequeña diferencia fue en los tiempos, pero no así en las políticas a tomar”. 

“Desde el sector privado considerábamos que ya estaban las condiciones dadas para generar alguna liberación y quizás desde el gobierno eran más prudentes o querían tener otras certezas. Quizás fue ahí en donde pudo haber una diferencia, no respecto a qué medidas tomar sino de en qué momento aplicarlas”, subrayó.

Incluso agregó a su argumentación que “Tandil, desde el punto de vista del Gobierno, ha sido un poco como un ejemplo y ha liderado esta política de dejar que la economía de a poquito vaya recuperando su actividad sin dejar de ser muy celoso del cumplimiento de los protocolos y de las medidas de concientización tanto de comercios, industrias y del cliente o consumidor”.

“Como tandilenses o como empresarios y dirigentes nos sentimos reconocidos y escuchados. Más allá de que cada cual tiene sus responsabilidades y su forma de ver los riesgos, sentimos que en todo momento fuimos escuchados. Creo que le pasa en general a todos los sectores. Incluso a los que están más preocupados con la situación, como hotelería, peloteros, etc. Hay muchas actividades que por más que las dejaran funcionar, no habría consumo de ellas y el reclamo está más en una ayuda económica, pero es difícil ver desde afuera qué posibilidad tiene cada estamento gubernamental como para acompañar”, concluyó.
 
La historia de la Cámara Empresaria de Tandil
La historia tiene su punto de partida el lejano 13 de agosto de 1922, una Argentina en pleno desarrollo y afianzamiento de su identidad, tenía como uno de sus rasgos distintivos el espíritu asociativo que forjó y moldeó innumerables Instituciones. Aquellos visionarios pioneros, desde su incipiente rol de dirigentes intuyeron la necesidad de contener las expectativas del sector comercial y poder contribuir desde la flamante Cámara Comercial -como se denominó en su origen- a la defensa de los intereses y al desarrollo de la actividad en la ciudad y la región.

Mucha agua corrió bajo el puente de la actividad comercial, en el extenso derrotero de la Institución se entrelazan vicisitudes y logros que fueron afirmando una conducta y forjando nuevos dirigentes. Siempre enfocada hacia el servicio y el resguardo de los preceptos gremiales, en su seno la CET, albergó los comercios que marcaron el pulso del Tandil.

En la segunda mitad del siglo XX, los distintos Centros que aglutinaban rubros de negocios (almaceneros, peluqueros, paperos, etc.), se integraban bajo el paraguas de la Cámara para canalizar inquietudes y llevar adelante propuestas y peticiones. En la década del 60 la Cámara Comercial contaba con más de 1000 comercios adheridos.

La inquietud dirigencial y la fuerte inserción del sector en la vida comunitaria introdujo a la Institución en la discusión de los grandes temas de la comunidad, queda como referencia de este accionar el "Plan 1000 líneas", llevado adelante desde la Institución para ampliar el acceso a la telefonía fija de comercios, industrias y particulares en los albores de la década del 80.

La numerosa adhesión, derivó décadas más tarde, en la segmentación de actividades, de ese modo la antigua denominación "Comercial" se transforma en empresaria, para abarcar de manera conveniente la totalidad del universo productivo de la región. Con este advenimiento se segmentan las actividades creando las secretarías de Industria, Comercio y Producción, abarcando esta última las actividades primarias relacionadas con los comoditties.

Los vaivenes económicos que afectaron a la sociedad desde los 70, sometieron a la conducción a continuos golpes de timón, pero al mismo tiempo pusieron a prueba el temple dirigencial para terminar de conformar una entidad sólida, confiable, y con respuestas para sus asociados.

Cerca del advenimiento del tercer milenio llega el proceso de transformación incipiente en el que todavía se encuentra inmersa la CET, proyectando un fuerte desarrollo de los servicios brindados, incorporando herramientas de gestión vitales como soporte de empresas asociadas. Recursos humanos, comercio exterior, organización de eventos, medicina laboral, asesorías, capacitación, contact center, etc., conforman una dinámica y calificada oferta que complementa las necesidades de una empresa.

Se profundiza al mismo tiempo la participación comunitaria, con presencia y decisión en los principales foros de la ciudad, a partir de un concepto globalizado; asociatividad, responsabilidad social, normas de calidad, se proyectan como ejes de gestión, que sin olvidar aquel espíritu del génesis, marcan un rumbo definido y moderno de la CET, al servicio de todo el ámbito empresario de la ciudad que la contiene.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoLunes
BUFOR

Av. Buzon 1057Tel: 0249 4421289

GALLI

Rodriguez 1491Tel: 0249 4448509

TRAVERSO

Av. Bolivar 301Tel: 0249 4440076 | 4422079

LAS MÁS LEÍDAS

29AGODesde Barcelona en tiempos de pandemia

14SEPHallaron el cuerpo sin vida de un joven en su departamento

05SEPUn nuevo pico de positivos, lleva los casos confirmados a 211