Distintos vecinos del Paraje La Porteña comenzaron a juntarse en septiembre pasado preocupados por las aplicaciones de agroquímicos que se hacían en cercanías a sus viviendas y a la Escuela Primaria N°33. En aquella oportunidad realizaron denuncias ante Medioambiente municipal y hace dos semanas también hicieron presentaciones ante la Defensoría del Pueblo de Tandil. NUEVA ERA dialogó con Lucía Mestre, integrante de esa Asamblea, quien destacó que este tipo de organizaciones vecinales están siendo convocadas por los gobiernos comunales “a nivel regional en muchísimos otros lugares de la provincia. Y no está sucediendo aún en esta ciudad” y que “la legislación que tenemos está muy atrasada” respecto de las distancias mínimas entre las pulverizaciones y las zonas pobladas. 

Lucía Mestre, una de las referentes de la Asamblea de Vecinos de La Porteña por un Ambiente Saludable explicó a NUEVA ERA que el lugar en donde viven “es un paraje, pero cada vez está más habitado. No es tan turístico o de casas quintas sino ya de gente que se instala y vive”.

El año pasado estuvieron en las noticias de los medios locales por las quejas respecto a las fumigaciones en cercanías de la escuela rural, pero la entrevistada aseguró que estas “se suceden con evidencia en papeles desde hace nueve años. Una de las mamás que hoy forma parte de la Asamblea ya había hecho denuncias hace 9 años en relación a los campos linderos a la escuela y la aplicación de agrotóxicos”.

“En este momento creo que hay un campo que está improductivo, pero en aquel momento estaban todos en actividad agrícola convencional con el uso del paquete de herbicidas, fungicidas y pesticidas. Esta mamá estaba sola, buscó algo de apoyo en la escuela pero hacer solo estas cuestiones es muy difícil”, subrayó.

Los vecinos comenzaron a compartir la inquietud “en relación al uso de agroquímicos que aplican en campos vecinos que llegaban a nuestro barrio. Estamos hablando de 300 metros. La primera casa lindante con uno de estos campos está a menos de 100 metros”.

Para septiembre del año pasado, “nos fuimos encontrando y empezamos a estudiar reglamentaciones, derechos y obligaciones. Y caímos en la cuenta de que el campo lindero de la escuela no estaba cumpliendo con la ordenanza que establece una distancia mínima de 150 metros e hicimos una denuncia ante la Dirección de Medioambiente municipal”.

Relató que la denuncia fue realizada el 4 de octubre y tuvo tratamiento en esa Dirección. De allí se trasladó al Juzgado Nº1 y “después al Nº2, en donde está desde el 5 de diciembre, pero en un estado de no tratada. Es lo único que nosotros tenemos hoy como ciudadanos para basarnos en lo escrito y decir que tal persona o tal pull de siembra hizo mal y sembró y fumigó al lado de la escuela. Y queremos que se lo sancione, porque es la única manera que tenemos para que recapaciten y entiendan que necesitamos una distancia”.
Durante esos trámites se enteraron de la presentación del anteproyecto de ordenanza para la regulación de la aplicación de los agroquímicos plaguicidas en el partido de Tandil que la investigadora y docente Graciela Canziani hizo a través de Banca 21 en agosto pasado.

“La escuela de La Porteña es una de las escuelas rurales. Pero hay un montón de escuelas rurales. Y eso que acá no tenemos fumigaciones aéreas. Pero el proyecto de Canziani se basa en un estudio de investigación de escuelas rurales en las que han detectado glifosato en descomposición, lo que indica que no fue un día que se fumigó sino años y años de un modelo que está agotando la tierra y la salud de las personas”, observó.

Agregó que “en ese proyecto se establece, entre otras cuestiones, una distancia de 1500 metros entre las fumigaciones y las viviendas y escuelas. Nosotros estamos exigiendo el tratamiento de esta ordenanza inmediatamente”.

Entre las acciones que comenzaron a realizar desde la creación de la Asamblea, estuvo la organización de una charla informativa en el Centro Cultural La Compañía -a principios de diciembre pasado- denominada “Salud en Riesgo - Consecuencias en la salud por el uso y exposición a los agroquímicos”. Participaron de ella la Dra. Cristina Rondeletti (Endocrinóloga), Claudio Lowy (Ing. Forestal), Graciela Canziani (Matemática y Ecóloga) y Juan Bernardo, (exaplicador y peón de campo). 

Mestre recuerda esa actividad como “muy provechosa” y destacó que Bernardo “contó su experiencia en relación a los agroquímicos”.

Este Diario entrevistó hace unos días a Marcela Petrantonio, Secretaria de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales del gobierno local, quien dijo acerca del uso de agroquímicos que desde su área están “hablando sobre el tema con la gente del INTA, con la Facultad de Agronomía -tanto de la UNICEN como de la Universidad de Mar del Plata-, estamos mirando normativas de otras ciudades de la región pampeana y simplemente queremos colocar el tema en la mesa y hacer un debate como corresponde para que nadie se vea afectado en algo que involucra mucho el futuro de Tandil”.

En ese sentido, Mestre subrayó que “estaría genial que nos convoquen, porque eso es lo que está sucediendo a nivel regional en muchísimos otros lugares de la provincia. Y no está sucediendo aún en esta ciudad. La legislación que tenemos está muy atrasada en relación a las distancias y alternativas”.
“Nosotros o estamos en contra de nadie. No estamos en contra del productor convencional. Quizás sí queremos construir desde nuestro con una visión de la tierra más allá de un insumo sino como un bien que no nos pertenece del todo, más allá de los dueños de la tierra”, indicó.

Expuso como ejemplo de una alternativa posible la experiencia que se desarrolla en Cañuelas, “con un cordón verde de agroecología, de producción de quinta. Pero eso hay que charlarlo, hay que amasarlo, hay que consensuarlo entre todos los actores. Nosotros no sólo estamos dispuestos (a tener encuentros y debatir ideas) sino que exigimos que eso se haga”.

Detalló además que están “en constante contacto con ‘Paren de fumigarnos Gardey’” y que ellos fueron quienes les aconsejaron acercarse a la Defensoría del Pueblo de Tandil para plantearles la problemática en La Porteña.

Así fue que hace dos semanas se dirigieron a esa Defensoría con “una carta presentándonos como  Asamblea, contando lo que habíamos hecho en estos meses y exigiendo su intervención en defensa de nuestros derechos. Tuvimos una sugerencia inmediata de presentar copia del expediente que habíamos presentado y se fue construyendo en Medioambiente. Así lo hicimos y ahí estamos”.

Por último, Mestre insistió en que “el 2 de marzo comienzan las clases y la situación está exactamente igual”. Como en la misma fecha se inicia el período de sesiones ordinarias del HCD, adelantó que pedirán entrevistas “con todos los concejales porque la verdad es que la salud está en riesgo”.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoLunes
LAS MÁS LEÍDAS

21MARA las 11 y las 20 sonará la sirena de Nueva Era

22MARRige nuevo horario de atención al público en supermercados, hipermercados y autoservicios

12MAREl Instituto Superior de Profesorado San José cierra su carrera de Lengua y Literatura