SUPLEMENTO MUJER

SUPLEMENTO MUJER

Claudia Castro. "La dialéctica en el teatro: entre el saber y la empiría"

Cuando me puse a escribir esta nota, me sumergí en el origen del teatro. Para alguien que ama la historia resumir su nacimiento es difícil. Solo te invito a que cierres los ojos y observes ese hombre primitivo y sus danzas alrededor del fuego. Asi comenzó la magia. Cuando supe que en Egipto, en la coronación de los faraones, se hacían representaciones teatrales simbólicas sinceramente no podía dejar de imaginarme esas escenas. Esos colores, esa fuerza.

21 de noviembre de 2020

Lic. Meme Rojas
@memerojas_

En Grecia nació la inmensidad del edificio público destinado a la representación en escena. Específicamente en Atenas, entre los siglos V y VI Antes de Cristo. Fue así que toda civilización a través de la historia supo darle su identidad al teatro.

El teatro es ni más ni menos que la expresión humana. Es la manifestación artística capaz de englobar no solo los cinco sentidos sino todos los géneros literarios y musicales.

Pero lo más fuerte de todo es saber que el teatro nos pertenece, nos representa como sociedad. Ha sido cultivado a lo largo de la historia con muy diversos fines, pero siempre comprendido como una herramienta para comunicar ideas masivamente. Y allí reside su encanto.

De todo lo que leí elegí para compartir con ustedes las palabras de Gabriel Pineda que escribió un 27 de marzo: "Dia Mundial del Teatro, yo más bien diría día mundial de la vida, del arte, de la tragedia y la comedia, Día Mundial de los quijotes, soñadores atrevidos que apuestan su vida por un estreno. Yo más bien diría Día Mundial de todos, porque el teatro es para todos, de todos y se hace entre todos. Día Mundial del público y creadores que forjan sinergias (...). Dia Mundial de sueños alcanzados y de límpidos reflejos de sociedad. Día Mundial de la sangre porque hacer teatro cuesta sangre, y al mismo tiempo es la sangre de cada pueblo. Día Mundial de locos atrevidos, amantes y amorosos, navegantes de ilusiones y fabricantes de esperanzas".

Cómo lectora fueron palabras muy significativas y me inspiraron pensar en ella: mi querida y admirada Claudia Castro. Parte de la esencia del teatro y de la cultura Tandilense.

Sinceramente es imposible transmitir el recorrido de sus prácticas profesionales y artísticas.

Capaz, fuerte, mujer segura de sí misma, madre de Mateo y hace 11 años compañera de vida de Marcos. Claudia Castro: empoderamiento desde la acción teatral, praxis, empiría e investigación. Acompañame en nuestro diálogo.

¿Quién es Claudia Castro?
Soy una mujer de 54 años con algunas experiencias en el campo artístico y cultural en diferentes roles: profesora de teatro, gestora cultural, actriz, directora de teatro, investigadora, tesista de maestría. En lo profesional me considero una persona comprometida con la construcción de políticas públicas en educación, artes y culturas.

"EL AMOR NO MIRA CON LOS OJOS SINO CON EL ALMA". Shakespeare

¿Cómo pudiste cómo mujer conjugar tantos roles?
Con convicción, con deseo de trabajar en lo que me formé, con oportunidades que se fueron presentando y con mucha organización de las actividades a lo largo del día, lo que en el mundo laboral podríamos llamar planificación también aplica para el ámbito doméstico.

"ESTAMOS HECHOS DEL MISMO MATERIAL DEL QUE SE TEJEN LOS SUEÑOS". Shakespeare

Vamos a repasar tu vinculación con el arte: ¿Cómo fue tu recorrido?
En la infancia, participando de los actos escolares, el folklore en el Club Boca con Mecha Chanly, Amancio Díaz y Juan de los Santos Amores, el coro en la escuela 34; en la adolescencia-juventud el taller de Mimo y Pantomima con Ricardo García Navarro en la Biblioteca Rivadavia. Cuando terminé de cursar la escuela secundaria fui a La Plata a estudiar Derecho y Periodismo, pero por razones personales, familiares, a los 20 años volví a Tandil, donde empecé a trabajar. Tal vez para conjugar un empleo rutinario con algo de felicidad, empecé a estudiar teatro en la entonces Escuela Superior de Teatro de la UNICEN.

Luego pude trabajar en periódicos locales escribiendo sobre educación y cultura, hice producción para algunos programas y medios, trabajé en una galería de Arte desde 1992 hasta 1998 (Betbeder Espacio de Arte), fui coordinadora de extensión en la Facultad de Arte, luego coordinadora del teatro municipal del fuerte; de 2003 a 2010, directora de cultura en la municipalidad.

Desde 1994 soy docente del profesorado de teatro en la UNICEN; fui docente en la tecnicatura en gestión cultural del instituto 10, estudié administración cultural en la facultad de Filosofía y Letras en la UBA y mas recientemente la maestría en arte y sociedad que se cursa en la facultad de Arte de UNICEN. Fui coordinadora del Área Cultura de la UNICEN. También soy docente de teatro desde hace 7 años en la cárcel de mujeres de Azul junto con tres compañeras.

En diciembre de 2018 fui electa vice decana en la Facultad de Arte y desde entonces esa actividad de gestión se conjuga con labores en docencia, en investigación y en extensión, en algunas intervenciones artísticas como actriz o directora, conformando equipos de trabajo que, en cada espacio, ratifican que en las artes y en la gestión, la construcción es colectiva.

"SABER MÁS ES SER MÁS LIBRE". Cesar Vallejo,

De todas las funciones y roles en tu ámbito profesional, ¿Cuál es o fue la que más te lleno de recuerdos? ¿Y cuál la que presentó mayores desafíos?
De recuerdos, la etapa formativa en la entonces Escuela Superior de Teatro y los primeros años donde mayor actividad artística continuada tuve, como actriz, asistente de dirección, directora, docente, es una etapa de la que atesoro imágenes conmovedoras. De la gestión cultural, inolvidables momentos en las calles de la estación y de Villa Italia en los carnavales, con el tren recorriendo nuevamente el trayecto Tandil-Gardey-Vela; el Tandil Cine y buscar a China Zorrilla que llegaba a las 5 am en el Rio Paraná; el primer Mayo Teatral con butacas/sillas de plástico y entelado del foyer prestado por Crespi; la apertura de salas teatrales y espacios culturales en la ciudad me resulta memorable, me queda en el corazón el brillo de las miradas de compañeras y compañeros que hicieron posible cada uno de los programas y proyectos.

De desafíos, creo que siempre son las etapas por venir, las que implican nuevas construcciones, de consensos y de proyectos que puedan servir para el desarrollo del sector artístico en nuestras comunidades, con el reconocimiento de ser un sector relevante porque aporta valor simbólico y económico-productivo a las comunidades. Siempre es y será un desafío trabajar para que sectores históricamente vulnerabilizados tengan real acceso a derechos.

"EL TEATRO ES POESÍA QUE SALE DEL LIBRE PARA HACERSE HUMANA". Gabriel García Lorca.

¿Qué es el teatro para vos? ¿Qué descubriste en él?
El teatro es un espacio de resistencia, de poner en cuerpo, en palabras y en escena, ideas y metáforas. Descubrí que el teatro "con-mueve", que lo que sucede en la escena nos emociona, nos deja pensando, nos hace mirar el mundo desde otras perspectivas diferentes de las cotidianas, nos mueve al mundo de los personajes, pero también a mirar nuestros mundos y con ello ensayar otras maneras de actuar en la vida.

"EL MUNDO ENTERO ES UN TEATRO". Shakespeare.

¿Por qué es tan importante hacer teatro?
Precisamente por esa sensibilidad que circula en ese espacio-tiempo compartido. Porque nos hace sentir/pensar en esas otras vidas, las de los personajes y los modos de resolver situaciones y conflictos. Porque el teatro emociona y enseña.

Este 2020 dejó en evidencia la ausencia de derechos laborales y la desprotección en la que se inserta el mundo artístico. ¿Cómo observas el impacto del Covid tu ámbito?
Han sido - y son- meses de muchas acciones para visibilizar la situación de emergencia de un sector que expone carencias en materia de seguridad social, jurídica, laboral. Gran parte de las y los trabajadores de las artes, realizan su trabajo en el sector independiente y no contar con espacios ni protocolos que permitieran el desarrollo de su trabajo, le agregó incertidumbre y vulnerabilidad. Algunos, muy pocos, contamos con trabajos en relación de dependencia especialmente en el sector educativo, que nos posibilitó contar con recursos para el sustento, pero un sector importante, que vive del trabajo artístico, ha quedado sólo amparado por algunas políticas de asistencia coyuntural.

"EL TEATRO NO PUEDE DESAPARECER PORQUE ES EL ÚNICO ARTE DONDE LA HUMANIDAD SE ENFRENTA A SU MISMA". Arthur Miller.

¿Qué propuestas pensás que el Estado Nacional y local debería implementar?
La emergencia cultural no es un slogan, es la posibilidad real de que el estado reconozca el trabajo artístico precisamente como trabajo, que tiene un impacto simbólico -el de la portación de valores identitarios y culturales- pero también genera impacto en las economías locales y regionales. Por eso es necesario contar con información actualizada que posibilite el diseño e implementación de políticas a corto, mediano y largo plazo. Y en la emergencia, acompañar a los espacios culturales para que puedan mantenerse abiertos en condiciones de seguridad y a los artistas para que puedan volver a trabajar, a formarse, a circular. Para ello el estado puede y debe acompañar en el asesoramiento legal tributario, a construir circuitos de circulación de producciones en el espacio local y regional, diseñar propuestas de intercambios entre ciudades, de acompañamiento en el diseño de proyectos interdisciplinarios, en poner a disposición herramientas digitales y analógicas para la difusión del trabajo artístico, compartir agendas, alentar sinergias, propiciar las industrias creativas con fondos que impulsen la gestación y acompañamiento inicial de proyectos, plasmar en instrumentos jurídicos las voluntades colectivas, para que no dependan de vaivenes y discrecionalidades. Por supuesto, construir colectivamente los presupuestos para establecer y consensuar prioridades. Y ejecutar los presupuestos oficiales, que en más de una ocasión suelen ser subejecutados o redireccionados a otras áreas.

¿Qué soñás para el teatro? ¿Y para tu colectivo profesional?
Crear y crecer. Que el teatro como parte de la vida cultural de una ciudad se realimente con los sueños y las ideas de sus pueblos, que experimente, que goce de larga vida el convivio, el aquí y ahora mágico que sucede cuando artistas y públicos se encuentran.

"LA EDUCACIÓN NO CAMBIA EL MUNDO, CAMBIA A LAS PERSONAS QUE VAN A CAMBIAR EL MUNDO". Pablo Freire.


Y Claudia, cómo mujer, ¿qué espera para su futuro?
Me gusta más hablar de lo que puedo hacer con y en el presente, que es aportar ese granito de arena a la vida cultural, a ser una gota más de las que alimentan el caudal de un río que recibe otros caudales de sueños y acciones, para que cada vez haya mas y mejores oportunidades de acceso a derechos educativos, sociales y culturales en cada barrio, en cada pueblo, en cada calle u organización.

"HACER VISIBLE LO INVISIBLE DESDE LO COLECTIVO"

¿Qué palabras de aliento le dejás a tus compañeros y compañeras que están atravesando esta coyuntura?
Que la salida es colectiva y no es una simpleza decirlo y menos aún hacerlo. Que la salida es colectiva significa que debemos darnos la oportunidad de encontrarnos para pensar con otras y otros esos nuevos modos en que queremos transformar el presente, para transformar comunidades que sean vivibles, sin padecimientos por exclusiones y marginaciones que ya llevan demasiado tiempo en nuestra historia. Valorar la naturaleza, los ancestros, observar el decurso de la historia para reconocer que las luchas solo han derramado sangre. Tal vez nos animemos a construir comunidades menos mezquinas, más igualitarias.

Claudia es una mujer con un extraordinario potencial que se convirtió en protagonista de su vida y de la historia del teatro y de la cultura de nuestra ciudad. Sin dudas dejó, deja y dejara huellas en nuestra comunidad desde su arte, capacidad y sensibilidad hacia la realidad social de su colectivo.

En sintonía con lo diálogado espero como ciudadana que se avance en un respetuoso protocolo para que la cultura teatral del país pueda volver con seguridad para los espectadores y los trabajadores y seguir celebrando el teatro. Y principalmente que como Estado podamos problemátizar y garantizar los derechos laborales de cada actor, de cada actriz de todo el país.

No olvidar que la desprotección de lxs artistas no es algo nuevo. Las políticas culturales, imprescindibles para la producción, fomento y democratización de la cultura como derecho, a menudo descuidan al primer eslabón de la cadena de producción cultural: lxs artistas en tanto trabajadorxs de la cultura.

Es necesario poner en el centro del debate la regulación de su trabajo y una mejor distribución monetaria, federal y de género de la industria cultural. Producción, fomento y democratización de la cultura como derecho.

Gracias Claudia por enseñarme que el teatro es el reflejo de la condición humana, que es fundamental para conservar el patrimonio cultural de un pueblo y transmitirlo de generación en generación. Además, es subjetivo, se expresa en un lenguaje universal y comprensible para cualquier ser humano ya que apela a nuestros sentidos, emociones y facultad de pensar. El teatro educa, libera y sana.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Cocina Argentina

28/11/2020

Cocina Argentina. Dulce de leche "a la antigua"

28/11/2020

Cocina Argentina

28/11/2020

Cocina Argentina. Dulce de membrillo hecho en casa

28/11/2020

Cocina Argentina

28/11/2020

Cocina Argentina. Dulce de batata caserito

28/11/2020

GANADERIA

28/11/2020

GANADERIA. Tecno Vacas

28/11/2020

FRUTOS DE NUESTRA TIERRA

27/11/2020

FRUTOS DE NUESTRA TIERRA

FRUTOS DE NUESTRA TIERRA

La UTEP Evita realizará una nueva venta de verdura agroecológica

FALLECIÓ UN MENOR DE 17

27/11/2020

FALLECIÓ UN MENOR DE 17. Accidente fatal en la Ruta 30

27/11/2020

COPA DAVIS

27/11/2020

COPA DAVIS. A cuatro años de Argentina campeón

27/11/2020