LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

"La mejor forma que se les ocurre de mejorar la economía es eliminando a los pobres"

Organizaciones autodenominadas provida nucleadas en el colectivo Unidad Provida, convocaron a una marcha para el próximo 28 de noviembre, tras conocerse el envío del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo del poder Ejecutivo al Congreso Nacional. Julieta Bosch, de Más Vida Tandil, confirmó a NUEVA ERA que habrá movilización en nuestra ciudad y dijo que "las 'chicas de verde' no ven que esto no es una cuestión de derechos de la mujer sino una cuestión de negocios".

18 de noviembre de 2020

"Este 28 de noviembre es el día para decirle al presidente Alberto Fernández que en Argentina no queremos una ley de descarte de seres humanos. Que el aborto no es un tema de salud pública, mucho menos durante una pandemia", expresaron a través de su cuenta de Twitter.

"Porque nunca será un derecho; porque no es salud; porque es un fracaso como sociedad; porque nos divide como argentinos; porque destruye a las mujeres y termina con la vida de un niño en el vientre", añadieron.

Quienes deseen participar, deben buscar el punto de encuentro en cada ciudad, según expresaron desde el colectivo.

NUEVA ERA se comunicó esta mañana con Julieta Bosch, referente de Más Vida Tandil, para tener detalles de cómo había repercutido en las organizaciones provida la presentación del proyecto de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Aunque recién esta noche comenzarán a decidir cómo será la convocatoria puntualmente en nuestra ciudad, Bosch pudo adelantar que efectivamente habrá una réplica en Tandil de la manifestación nacional del 28 de noviembre.

Dijo que es "indignante" que se presente el proyecto y también en qué ocasión se da el debate. "En el peor momento de la Argentina, cuando tenemos miles de pobres -y aumentaron con la pandemia- y estamos pensando que hay que arreglar millones de problemas".

"Lo están usando como un distractivo para que todos estemos peleándonos por el aborto. Es agrandar la grieta otra vez y desde un presidente que dijo que venía a cerrarla. No sé cómo no aprendió de lo que le pasó a Macri. Por un lado dice que quiere salvar vidas y por otro, manda una ley que es de muerte, en donde el Estado proactivamente provoca la muerte de miles de seres humanos y financiándolo con todos nuestros impuestos", se quejó.

El lunes por la noche, la organización Amnistía Internacional Argentina iluminó de verde el Cabildo y el Ministerio de Salud para "insistir en la necesidad" de que el presidente Alberto Fernández "cumpla con su compromiso" de presentar el proyecto de legalización del aborto.

Bosch dijo que a los integrantes de grupos provida les "chocó mucho las imágenes del Cabildo y el Ministerio iluminados de verde, proyectando el símbolo del pañuelo y la percha. Para nosotros eso es una prueba clarísima de que acá hay intereses que no son los argentinos. Que la imposición viene de afuera y están presionando fuertemente para imponer el aborto".

Luego, recordó que la misma ONG había colocado en 2018, y a horas de que el Senado tratara en nuestro país la ley de aborto, un aviso de página completa en la parte trasera del diario estadounidense New York Times para pedir por la legalización del aborto en Argentina.

"Está claro que estos son intereses internacionales a los que tanto a los gobiernos de izquierda como de derecha ceden, en vez de buscar el bien de la Argentina", indicó.

Agregó que "es el mismo interés que en su momento lo explicitó (el ex secretario de estado de Estados Unidos, Henry) Kisingger en su informe de los años '70: el control de la población para que los países ricos no tengan que financiar la pobreza de los países pobres. Además, que los recursos los puedan usar ellos y no nosotros. Lo dijeron ellos, es explícito. No es que soy una conspiranoica. Entonces, te dan el préstamo con la condición de que vos hagas políticas de reducción de la natalidad. Y en ellas, va incluido el aborto".

"El objetivo es reducir la pobreza, reduciendo a los pobres. La mejor forma que se les ocurre de mejorar la economía es eliminando a los pobres", analizó.

Por ello, Bosch expuso que tratarán de hacerse escuchar "con todas nuestras herramientas y armas porque me parece que se está escuchando solamente las presiones internacionales y las de un grupo de la población que, sin darse cuenta, está favoreciendo el gran negocio del aborto. Porque el aborto lo es. Hay multinacionales como la Federación Internacional de Planificación Familiar (en inglés International Planned Parenthood Federation, IPPF) que están buscando 'nuevos mercados' y América latina es uno de ellos. Si Argentina aprueba el aborto, es la punta de lanza para seguir aprobándolo en todo Latinoamérica".

"Si uno se pone a ver quién financia a muchas organizaciones abortistas, detrás está IPPF dándoles plata. Ellos están haciendo su propio negocio", señaló.

Culminó considerando que "el aborto es un negocio, es una imposición política de los países más poderosos y a nosotros nos perjudica, porque estás eliminado vida de argentinos. Por ahí las 'chicas de verde' no ven que esto no es una cuestión de derechos de la mujer sino una cuestión de negocios".

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Concejo Deliberante

25/11/2020

Concejo Deliberante

Concejo Deliberante

Debaten un nuevo proyecto sobre la preservación de la vida animal