La Justicia investiga si dos policías bonaerenses tuvieron relación con la muerte de cuatro jóvenes a raíz de un choque ocurrido el lunes último en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte, razón por la cual se secuestraron sus armas reglamentarias y sus teléfonos para ser analizados, informaron hoy fuentes policiales.

Cientos de vecinos se movilizaron ayer en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte, en la ruta 3, para pedir Justicia por la muerte de cuatro adolescentes que murieron cuando el auto en el que viajaban impactó contra un acoplado en un confuso accidente a partir de una persecución policial, y se investiga si el hecho ocurrió en el marco de un caso de gatillo fácil.
El vehículo era conducido por un joven de 24 años, que falleció en el acto, y en su interior viajaban otros cuatro chicos, de entre 13 y 14 años, tres de los cuales murieron y una adolescente se encuentra internada en grave estado.
El hecho, que ocurrió durante la madrugada del lunes en la Colectora 9 de Julio a la altura del kilómetro 111 de la Ruta 3, generó una fuerte conmoción local, ya que se investiga si los chicos escaparon asustados luego de que la Policía comenzara a disparar contra los autos.
"No me voy a bajar de este reclamo porque son nuestros chicos", dijo la intendenta local, Sandra Mayol, quien decretó tres días de duelo, pidió respeto por las cinco familias y entregó al fiscal las imágenes de las cámaras de seguridad. "Es muy dudoso", admitió sobre el hecho.
Ayer, Mayol viajó a La Plata para reunirse con el jefe de la Policía bonaerense, Fabián Perroni. "Estamos esperando que la justicia resuelva y la gente que sepa o haya visto algo que se acerque a la Fiscalía porque es más que importante que tengamos pruebas para saber que pasó en esa madrugada", agregó la intendenta.
Según las primeras versiones, el hecho se desencadenó cuando un vecino llamó al 911 para denunciar la presencia de un auto sospechoso en el barrio Montemar, sobre la costanera, cercano a la laguna de la ciudad Monte. El vehículo era un Fiat 147 blanco en el que iban los cinco jóvenes.
De acuerdo a testigos, un móvil se acercó y comenzó a seguirlos a baja velocidad y pocas cuadras después un segundo patrullero los encerró obligándolos a detener la marcha.
Allí, un policía habría dado la voz de alto y bajado con su arma desenfundada, señalaron allegados a las víctimas, momento en que el 147 escapó a toda velocidad, dando paso a una persecución por las calles de la localidad bonaerense.
Todo terminó cuando el Fiat impactó al llegar a la Ruta 3 con el acoplado de un camión perteneciente a una empresa de Olavarría, que se encontraba detenido en la colectora, a la altura del kilómetro 111.
El auto quedó literalmente dividido en dos partes, que terminaron a 50 metros una de la otra.
En medio del estupor por el accidente fatal, trascendió una imagen del momento de la persecución en la que se ve al Fiat siendo perseguido por la camioneta de la policía y una silueta asomada a la ventanilla, por lo que se investiga si los efectivos habían disparado contra el auto.
No obstante, la versión policial indicaba que el oficial no se asomó con un arma, sino con una linterna para alumbrar la patente, aunque la zona está bien iluminada. "Las luminarias son todas led", dijo Mayol. "Es muy dudoso", sostuvo.
A partir de las imágenes, y por pedido de la Fiscalía N°1 de Cañuelas, fueron incautadas las armas de los uniformados para ser periciadas y estas fueron entregadas con sus cargadores completos.
Los familiares, amigos y vecinos que marcharon ayer hicieron circular un comunicado en el que afirman que "el choque se produjo luego de que la policía llevara adelante una desmedida persecución y abriera fuego sobre el auto".
En ese sentido, agregaron que "la versión declarada por la policía habla de un supuesto llamado al 911 para denunciar al auto y de una persecución al mismo sin tiros de por medio", pero que "la fiscalía a cargo ya cuenta con pruebas contundentes que desmienten esta versión (no hay registros de ningún llamado al 911)".


POLICÍA HERIDA EN PROTESTA
Ayer, durante una protesta vecinal en esa ciudad, los habitantes de Monte responsabilizaron a la policía por el choque al asegurar que los chicos fueron víctimas de una violenta persecución policial.
Durante esa protesta, en la que se cortaron calles y arrojaron piedras, una policía, identificada como Noemí Esther Baigorria, perteneciente a la comisaría de Lobos, sufrió graves heridas al recibir un golpe en la cabeza,
La oficial fue trasladada a Clínica Fitz Roy de la ciudad de Buenos Aires, donde debió ser operada de la cabeza por una fractura de cráneo y su estado es graves.
Según los voceros de la Clínica, la mujer ingresó al centro de salud anoche en mal estado de salud donde finalizada la intervención quirúrgica, facultativos retiraron restos óseos del cráneo fracturado, realizando limpieza del hematoma y posterior sutura de herida. Continúa sedada para disminuir 
Ahora según el informe médico, se debe esperar 48 horas para la reacción de la paciente para su recuperación. Se espera, para establecer evolución y comenzar a quitar sedantes y evaluar situación neurológica. 
Los familiares y vecinos convocaron para otra manifestación esta tarde, a las 15.30.

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoJueves
AVENIDA

Av. Colon 1502Tel: 0249 Tel. 442-9106

GARBELLINI

Av. Avellaneda 1498Tel: 0249 Tel. (0249) 444-8700

ROMERO-

Doering 384Tel: 0249 Tel. 445-4429

LAS MÁS LEÍDAS

10JULBanco Provincia fijó fechas para los descuentos de 50% en supermercados

04JULPrograma de diferimiento de los consumos invernales

07JULHallan cuerpo quemado en Olavarría que podría ser de hombre buscado; un detenido