El establecimiento, que cuenta con una gran variedad de propuestas, basadas en el Sistema Yamaha de Educación Musical, abrió las inscripciones para las actividades académicas que retomarán durante el ciclo lectivo 2020, destinadas a todos aquellos que buscan aprender o perfeccionarse en algún instrumento o en  canto.

En el año 1990, Adriana Mansilla, directora y profesora de la Academia Musical de la Sierra, fue convocada por PROMUSICA, para implementar el Sistema Yamaha de Educación en Tandil; y, desde ese momento, ofrece en la ciudad una amplia variedad de actividades para todas las edades. 

En diálogo con Nueva Era, Mansilla dijo: “no es necesario tener conocimientos previos, ni tampoco contar con un instrumento propio para comenzar” con las clases que pueden ser “personalizadas o en grupo, sin límites de edad, ya que todo está diseñado para niños, jóvenes y adultos”.  

Durante el ciclo lectivo 2020, la institución continuará dictando “clases de piano, de piano y canto, de teclado, de batería, de canto, de guitarra clásica y eléctrica, y de bajo- cada una con su programa y objetivos específicos- de las cuales, las de piano, teclado, canto, batería y guitarra para niños, comenzarán en marzo y el resto en el mes de abril”, indicó. Todas las propuestas se desarrollarán en una amplia franja horaria. La docente, que cuenta con una larga trayectoria en la enseñanza musical, invitó a que todos aquellos que deseen conocer más sobre la oferta educativa del lugar, “se acerquen al establecimiento, ubicado en 25 de mayo 1769, en los horarios- a partir de marzo- de 10 a 12 y de 16 a 20- de lunes a viernes- y los sábados de 10 a 12”, explicó.   Y, agregó: “También pueden visitar nuestros Facebook- Academia Musical de la Sierra o Adriana Mansilla Yamaha-, enviar consultas por mail a educacionmusicaltandil.com, llamar al teléfono fijo 0249-4440903 o contactarlos vía WhatsApp al 249- 154615901”, resaltó.

Sistema Musical Yamaha  

La directora de la Academia Musical de la Sierra, Adriana Mansilla, recordó que la propuesta de aplicar el Sistema Yamaha de Enseñanza Musical en la localidad serrana, “me interesó y, gracias a la formación, pude conocer a grandes músicos, maestros y directores de academias de distintos puntos de país, como Carmelo Saitta, Lito Vitale y Alberto Anduaga, entre otros”, detalló.
Tras el gran crecimiento que tuvo la Academia entre los años 1993 y 2000- “organizamos conciertos- enumeró-, festivales y participamos de eventos para colaborar con cooperadoras escolares de distintas instituciones locales y de la zona”- pudieron posicionarse a nivel nacional. “Hemos recibido premios en Ejecución y Arreglo Musical, durante tres años consecutivos, representando a Tandil en la ciudad de Buenos Aires”, dijo con orgullo. 

Para el año 2008, al equipo de conducción de la institución, Mansilla sumó a sus hijos- María Belén y Leandro García- “excelentes músicos, con una gran creatividad que trabajan desde hace mucho tiempo con importantes innovaciones en tecnología y realización de eventos con artistas locales y regionales”, comentó. 

Gracias a todos esos acontecimientos, el establecimiento hoy está “estrechamente vinculado a Yamaha Music Latin American y, por ende, ligado a la Fundación musical Yamaha”; y todo eso, nos permite “brindar cursos muy interesantes de prestigio internacional, que actualmente son implementados con éxito en 80 países”, dijo. 

Y continuó: “Una de las características más interesantes de aquel sistema de enseñanza es que pone énfasis en el incentivo de la creatividad, haciendo posible que los alumnos compongan su propia música”. 

El 2020, además, será un año de gran relevancia para la Academia Musical de la Sierra, ya que participará del Junior Original Concert- JOC- un evento a nivel internacional, dirigido a jóvenes músicos y compositores. “El 9 de mayo viajaremos a CABA con Lucía Hidalgo y su composición “Blue Butterfly”, que fue seleccionada y representará a Tandil en dicho evento”, enfatizó. 

“Los niños y jóvenes fueron marcando mi camino y mi vocación por la música y la docencia”

Con esas palabras, Mansilla, se refirió a los 41 años de trayectoria ininterrumpida con los que cuenta en su rol como docente de música. “Inicié mi actividad en 1978, como profesora de Piano y Lenguaje Musical, bajo la supervisión de la concertista internacional Pía Sebastiani”, recordó. 

Y, siguiendo esa línea, agregó: “mis primeras clases con alumnos de Tandil y de Villa Cacique, me resultaron una experiencia enriquecedora y gratificante. Las familias me esperaban con amabilidad, valorando mi esfuerzo por viajar, y los alumnos siempre estaban dispuestos a aprender y mostrar sus avances”. 

En 1987, realizó el curso de ingreso al Conservatorio Provincial de Música- Isaías Orbe- y obtuvo su título como profesora de Música a nivel provincial. “El mérito más grande de mi vida fue obtener el grado de maestra de Educación Musical Yamaha, otorgado por la Fundación Musical Yamaha de Japón, con reconocimiento internacional”, afirmó. 

Para finalizar, Adriana invitó a los tandilenses a la institución y tras haber repasado su amplia trayectoria, no duda al afirmar que “repetiría cada cosa que hice, con gusto, porque me permitió crecer, conocer personas y maravillarme con los niños, algunos adultos ya, que me reconocen por la calle y me agradecen todo lo aprendido en la Academia”. 

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoLunes
LAS MÁS LEÍDAS

21MARA las 11 y las 20 sonará la sirena de Nueva Era

22MARRige nuevo horario de atención al público en supermercados, hipermercados y autoservicios

12MAREl Instituto Superior de Profesorado San José cierra su carrera de Lengua y Literatura