Se trata del nuevo libro que está escribiendo Yuyú Guzmán en Tandil, donde nació y se educó en las escuelas Nº 1 y Normal.

Divertimento 

Hay muchas formas de acercarse a la historia en la infancia, yo entré por la puerta escolar con la revista Billiquen. A esa revista dedico estas primeras paginas .... Es importante no perder el candor infantil 

Billiken es la más antigua revista para niños en habla hispana, editada por la editorial Atlántida de Buenos Aires. El primer ejemplar salió el 17 de Nov- de 1919- Fue creada por el periodista uruguayo Constancio C. Vigil. Éste era el más conocido escritor de cuentos para niños de mi época . Sus tapas duras, grandes, muy coloridas sobresalían de los estantes de juguetes de los cuartos infantiles con los que se iniciaba el placer de leer que caracterizaba aquellos tiempos. Siempre me gustó la historia. Quizás por el deseo natural de que me cuenten historias. 

Por eso siempre quedó en mi memoria una definición de la Historia que nos dio en su primera clase, la profesora de esa materia en primer año de la Escuela Normal de Tandil, donde estudié de maestra. Dijo " Historia es la sucesión de los sucesos sucedidos en la sucesión sucesiva de los tiempos". Nunca olvidé esta fácil y exacta definición , quizás la única que me quedo grabada ,de los seis años de magisterio ,tal vez porque encajaba en el perfil de mi vocación. Atravesé la puerta de la Historia cuando estaba en primer grado, con nueve años cumplidos. Supongo que fue cuando se acercaba el 25 de Mayo y en la escuela aparecieron los afiches patrióticos, las banderas argentinas y en el Billiquen el dibujo del inefable cabildo abierto con la gente bajo los paraguas , queriendo saber " de que se trata". A los nueve años , los chicos de antes aunque no teníamos conocimientos previos de lectura, teníamos entendimiento y enseguida nos dimos cuenta de la importancia de esa fecha, porque marcaba el nacimiento de una nueva nación, la nuestra. Con este primer concepto y sentimiento, con la escarapela y la Mariquita Thompson cantando el Himno Nacional , entrábamos por la puerta grande en nuestra historia patria. España quedaba atrás, rendido el león a nuestro pies y la época colonial para el olvido. No existió. De aquellos trescientos años de poblamiento temprano de las costas del Rio de la Plata sólo quedaba la imagen del negrito prendiendo la luz en las calles de Buenos Aires y la negrita pastelera que todos los años la revista Billiquen seleccionaba en sus archivos para ilustrar a los escolares acerca de esa época lamentable y atrasada....Muchos años despues, investigando el proceso de la estancia argentina , encontré que la época colonial era un baúl lleno de riqueza insospechada para el investigador que quiere pensar lo argentino desde el principio de sus tiempos. 

En algunos hogares del mis compañeros de clase había una biblioteca, tipo enciclopedia, que había editado el Diario La Nación y que se compraba con la estantería de madera muy linda y digna de su importancia. En mi casa no la teníamos, de modo que la única fuente de información e ilustración que tenía a mi alcance era la revista Billiquen. 

Del Billiquen cortábamos figuritas para pegar en el cuaderno o en la carpeta de Historia y armábamos el Cabildo y después la casita de Tucumán , como los grandes hitos de nuestra historia. ¡Las veces que los habré dibujado durante la escuela primaria que hoy puedo hacerlo de memoria y hasta con los ojos cerrados! 

Para la semana del 9 de Julio, el abanico de la historia se ampliaba notablemente. El Billiquen explotaba con nuevos personajes patriotas que pasaron al acervo histórico como nuestro próceres nacionales. España cada vez más mala, nos combatía por todas partes , mataba nuestros valientes soldaditos hasta que San Martín , un salvador argentino criado en España vino a Salvarnos y nos liberó de semejante yugo, pasando a la historia Argentina como el padre de la Patria. Fiestas en el salón de actos de la escuela n° 1 , Delantal requeteblanco planchado con almidón , escarapela , desfiles escolares y militares , desafiaban el frío tandilense en la plaza Independencia frente a la Intendencia Municipal. Así se amasaba para siempre el amor a la patria que nos infundían las fechas alegóricas... Por entonces se decía que en Buenos Aires los desfiles militares alrededor de la plaza de Mayo eran memorables y para ese día el ferrocarril dejaba viajar gratis ida y vuelta del interior a la capital, para presenciar el acontecimiento. Algunos aprovechaban para conocer Buenos Aires . ( Siendo una adolescente, una vez viajé a Buenos Aires con mi padre a ver uno de esos famosos desfiles y no vi nada, sólo una muchedumbre queriendo ver... como yo. La Plaza estaba colmada , sus veredas estaban ocupadas desde temprano , de modo que no pude ni acercarme y sólo veía subir y bajar las puntas de los fusiles de los soldados que marchaban al compas de las fanfarrias....que musicalizaban el paso de la tropa.) Siempre siento la frustración que me produjo no ser un poco más alta y cabecear un claro a través del gentío. 

Un tema soslayado en la escuela : la época de Rosas. Como el calendario de historia argentina estaba siempre ocupado con estos augustos aconteceres patrios ,cuando llegábamos a la época de Rosas , el año ya terminaba y el tema quedaba en sus penso. No sé si había una opinión concertada en el magisterio acerca de la inconveniencia de tratar a fondo ese polémico tema, todavía vivo en la sociedad de entonces, o se evitaba hablar a los niños sobre aspectos negativos de las políticas que siguieron entre hermanos después de las aclamadas independencias. No me imagino al Billiquen sacando figuritas no aptas para niños con las gargantas degolladas y las cabezas clavadas en palos en las plazas de los pueblos ....¡ Que lástima ¡Rosas era tan buen mozo y Manuelita tan bonita con sus vestidos colorados que hubieran peligrosamente llamada " de la Tiranía " . Habían empezado los quilombos patrios. 

Otro tema difícil : Los indios

Para cuando empecé la escuela primaria, a los ocho años y medio, ya hacía mucho que iba al cine con mi familia muy cinera y había visto incontables películas norteamericanas donde los indios aparecían con frecuencia y eran protagonistas forzosos en las películas del far west. La guerra con los indios ,dignamente ataviados con tocados emplumados , arcos y flechas peleaban con fiereza hasta que aparecía "el muchacho" salvador con sus ejércitos y los indios tenían que retroceder para algarabía de los espectadores. Los chicos aplaudíamos. Era el triunfo de los buenos contra los malos. Nunca se mencionó que los buenos eran los rubios... que ocupaban las tierras de los indios y querían más, ni que los malos defendían su territorio y su estilo de vida milenario ante los invasores. 

El tema de nuestros indios , sin lugar en el cine nacional ni en los planes de estudios escolares, tenía, sin embargo una fecha universal insoslayable: el descubrimiento de América. Hacia fin del ciclo anual escolar, llegaba el 12 de Octubre y en el Billiken aparecía Cristóbal Colón y algunas imágenes de indios desnudos, con su taparrabos indispensables y una lanza como todo elemento defensivo. También se ilustraba el acontecimiento con grandes escenas pintadas por artistas españoles donde se veía a Colón ataviado como un rey entrando en la playa del nuevo continente rodeado de sus marineros enlatados portando estandartes de colores y un monje levantando un palo con la cruz. En las márgenes del cuadro , estaban los indios de piel oscura, mirando sorprendidos a los visitantes, sentados entre cocos y bananas debajo de una palmera. Y ahí empezaba y terminaba el tema de los pueblos originarios de América. Apenas algunas figuritas con los bárbaros aztecas emplumados como para una fiesta y alguna referencia a los Incas y su civilización perdida entre las montañas del alto Perú. ¿Cómo explicarles a los alumnos lo que vendría después? Mejor dejarlo así. Que los indios eran como niños que se alegraban con los espejitos y los collares de colores que Colón repartió porque era bueno y lo que menos quería era molestar a los habitantes del paraíso descubierto. El año escolar terminaba el 30 de Noviembre y el tema de los indios, recien registrado, quedaba ahí ,apenas esbozado en el consiente colectivo infantil. Los egresados de sexto grado se iban a la vida con el bagaje cultural que se llevaban y alcanzaba para cubrir las necesidades básicas de conocimientos generales que tan bien proveía la escuela de Sarmiento. Saber leer - escribir y los calculos basicos de la aritmética , mas las inolvidables ilustraciones del Billiquen fijadas en la memoria grafica alcanzaba para saberse escolarízado y listo para vivir decentemente. El catecismo y la comunión, por otro lado ,completaban la educación religiosa y moral que se necesitaba para entrar en la adultez. 

Al que le gustaba la historia menos superficial, que busque su camino y que lo siga... 

Hasta pasados mis ochenta años, yo guardaba todavía la carpeta de hojas canson hecha en sexto grado como trabajo práctico de los conocimientos abarcados durante ese año de despedida escolar. En sexto grado abordábamos la historia de Occidente, Egipto, Grecia, Roma y todo eso... y no sé si llegábamos al lejano Oriente, porque el año no alcanzaba para tanto. Y la revista Billiquen acompañaba , como siempre los programas de la escuela primaria del país, de modo que también aparecían las imágenes de las pirámides de Egipto, los templos griegos, el Coliseo y los personajes mas encumbrados de la historia antigua. Terminaba el año y el sexto grado y quedábamos con sólo una partecita de la historia universal ,suficiente para que el alumno se diera cuenta que si le gustaba la historia podía buscar en bibliotecas u otros lugares adecuados. 

Fin de la infancia con catorce años cumplidos. Fin de la escuela y la historia. 

Había trabajado tanto en dibujar mapas y pegar figuritas en mi abultada carpeta de historia de sexto grado, que la amaba y guardaba con celo, como una de las pocas cosas que me quedarían de recuerdo de la escuela primaria. Nunca he podido tirar mis papeles y aquellas cosas que hice trabajosamente con mís manos y han ido jalonando el acontecer de mi vida. De modo que esa histórica carpeta, de unos 12 cm de espesor , bien guardada en mi casa en una caja de cartón iba y venía conmigo con el gran bagaje de libros y papeles que enriquecían y engrosaban mi patrimonio personal. 

Cada mudanza con cada vez más cosas de esas que se van juntando en la vida y en las casas, iba la pesada carpeta de sexto grado, en una caja especial. Ni pensaba en deshacerme de ella. 

Muchas "decadas después, en Buenos Ares , donde vivía en un departamento lleno de papeles, me mudé a otro más grande para compartir con mis dos nietos patagónicos varones que estudiaban en la Capi. El único problema de convivencia que apareció era dónde poner mis libros, papeles y cuadros, muchos pintados por mí misma. Yo ya me había mudado a Tandil , donde me había llevado todo lo que necesitaba y entraba en mi nuevo departamento con gran ventanal abierto a las sierras. Mi hijo estaba tan cansado de trasladar cosas mías de un lugar a otro se rebeló y no me pareció necesario cargarlo con una caja mas. De modo que dicha carpeta quedó en Buenos Aires, en el nuevo departamento. Cada vez que viajo allá, ordeno mis libros y papeles para ir deshaciéndome de tantas cosas guardadas, muy queridas pero caducas. Uno de mis nietos estaba conmigo y me alentaba a desprenderme de revistas, albumes y cuadernos ,entre los que estaban los queridos cuadernos de primer grado de mis dos hijos. No quería mostrarle la caja con mi carpeta de sexto grado, para no escandalizarlo , pero lo hice , para reirme con su asombro. Lo guardo? no lo guardo? Tiralo abuela! Jamás! No podía aceptar imaginar mi carpeta descuajeringada y las hojas canson sucias en la bolsa de basura. Aceptando que lo mío era un capricho a esa altura de la vida y ante lo inevitable de aceptar que las cosas no son lo más valioso de la vejez y que desprenderse de tantas mochilas innecesarias era un alivio para todos quedé con mi nieto Mateo en la siguiente determinación . Cuando yo me vaya a Tandil , tomas la caja con la carpeta de sexto grado, salís al pasillo, ascensor y otro pasillo largo a la calle, y llevas la caja con las dos manos, con dignidad , lentamente, salís a la calle y la depositas en el conteiner de la basura municipal que hay enfrente, bajas la tapa, cuidando que la caja quede apoyada , no volcada. Y así lo hizo, según me aseguró con una sonrisa sospechosa. 

Así terminó la crónica de mi carpeta amada , llevando entre sus hojas canson , mi incipiente pero firme vocación por la historia. 
Ahora, meses después, estoy arrepentida de ese desprendimiento doloroso e innecesario. Debí esperar a que el día de mañana cuando yo no vea lo que hacen , mis herederos tiren lo que quieran , como se hace en todas las familias. Eso si, con dignidad..... por favor.... que ahí va una vida... 

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoLunes
MARZOCCA-

Av. Marconi 1201Tel: 0249 Tel. 4428166 / 4421527

QUARANTA

Rodriguez 1244Tel: 0249 442-6316

RUBBI

Chacabuco 302Tel: 0249 442-5896

LAS MÁS LEÍDAS

21MAY"He visto casos de personas que dicen que toman aceite de cannabis y es aceite de oliva"

22MAY"No me voy a bajar de este reclamo porque son nuestros chicos"

05JUN"Lo que dice Grasso es mentira"