Una vez más, el público de Tandil tuvo el privilegio de disfrutar de un concierto de “música clásica” como suele decirse, y lo remarco porque esa música fue y es un logro fundamental de la cultura europea que se ha expandido a todo el mundo. Y es así, porque sólo en Europa se elevó la música, a través de los siglos, a un arte superior, fruto del genio y la dedicación de espíritus sublimes. No siempre es fácil poder asistir a conciertos de este tipo, sobre todo en el interior de nuestro país, por lo que debemos agradecer a la Filial Tandil del Mozarteum Argentino las ocasiones que nos ofrece para conocer y escuchar a grandes intérpretes, argentinos y extranjeros.
En la velada del domingo 26, contamos con dos pianistas sanjuaninas, Fanny Suárez y Analía Crubellier, quienes desarrollaron un interesante programa compuesto por música francesa y argentina. 
La primera obra fue la “Petite Suite” de Claude Debussy (1862-1918), obra en cuatro partes original para orquesta, interpretada aquí en la versión para dos pianos. Dada la feliz circunstancia de que la filial del Mozarteum de Tandil posee dos excelentes instrumentos las ejecutantes pudieron desarrollar su maestría iniciando el concierto con “En Bateau” (En bote), donde de inmediato pudo observarse el ambiente y el color de Debussy. El segundo número, “Cortège” (Cortejo, pero no fúnebre) fue quizá más delicado, con ritmos variados y un final enérgico y alegre.  El “Menuet” (Minué) hizo honor a su nombre con un desarrollo cortés y por momentos extraño. La última parte, “Ballet”, se caracterizó por un estilo saltarelo más intenso. Las interpretaciones de ambas pianistas lograron presentar, para deleite de los oyentes, los rasgos de la música de Debussy con total competencia.
Acto seguido, escuchamos una obra de Reynaldo Hahn (1874-1947), compositor de origen venezolano formado musicalmente en París. De él, las pianistas ofrecieron “Le ruban dénoué”  La cinta desatada (3 Valses breves): 
1º Décrets indolents du hasard; Preceptos indolentes del azar; de carácter fuerte.  
2º Les soirs d’Albi; Las tardes de Albi; melodioso, alegre y saltarín.  
3º Souvenir… Avenir; Recuerdo…Futuro; más tranquilo y ensoñador. 
Hablamos de Darius Milhaud y Scaramouche en ocasión del concierto de Alicia Belleville y Paola Siervo, en 2014. Dijimos entonces que Milhaud había nacido en 1892 en Marsella y fallecido en 1974 en Ginebra, Suiza. En 1916 viajó a Brasil como secretario de Paul Claudel, entonces embajador en ese país. En ese viaje compuso diversas obras entre las que se encuentra justamente Scaramouche, en referencia  a aquel conocido personaje de la Comedia del Arte que dio al español la palabra “escaramuza”. De dicha obra, Suárez y Crubellier interpretaron el Nº 3 Brazileira.  Es fácil imaginar la música que ofrecerían las artistas bajo ese título, y así fue en efecto, ya que interpretaron perfectamente las ideas tanto del mismo Milhaud como las que les ofrecía todo el ritmo y el sol del Brasil. 
La segunda parte del concierto comenzó con “Tres Romances” de Carlos Guastavino (1912-2000), quien posiblemente sea el más fecundo de los creadores argentinos y de los que mejor supo encontrarse con las raíces populares llevando esas músicas, sin desvirtuarlas, a los ámbitos académicos. “Tres Romances” muestra exactamente eso, obras complejas con fugatos y cromatismos, y gran energía, pero donde siempre encontramos algún momento de la música popular argentina.
1º Las Niñas: plena de cromatismos
2º Muchacho Jujeño: aquí observamos varias modulaciones y mucha energía
3º Baile: disonancias y numerosas variaciones en los ritmos. 
Pero lo más destacado es el arresto a la vez que la nobleza con que estas dos señoras de San Juan supieron entregarnos toda esta música, ¡argentina y universal!
Por último figuró en el programa una obra de Astor Piazzolla (1921-1992): “Libertango” en arreglo de Pablo Ziegler. Naturalmente,  pudo destacarse de inmediato el estilo de Piazzolla, esta vez con mayor velocidad y distintas variantes pero siempre sobre la base de un “bajo continuo”, que el autor aprendió en su momento, sin dudas, de la música de Juan Sebastián Bach. En esta pieza las damas de San Juan desarrollaron todo su virtuosismo, que llevó el concierto a su digno final.
A pedido del público las artistas agregaron, también de Piazzolla, “Oblivion”, y así con un caluroso e interminable aplauso, terminó este 1º Concierto de la Filial Tandil del Mozarteum Argentino, desarrollado, como es de costumbre y por su gentileza, en el Auditorio del Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires, delegación Tandil. 

Búsqueda por marca y modelo

Búsqueda por valor

  Precio aprox.:

Ingrese el monto aprox. de la operación

pesos

Datos extraídos de

¡Gracias por su voto! Usted ya ha votado en esta encuesta.
Farmacias de turnoViernes
AVELLANEDA

Av. Avellaneda 998Tel: 0249 4429000

LA MUTUAL

Av. Colon 1359Tel: 0249 4428439

SUIZA

Rodriguez y Av.EspañaTel: 0249 4444625

LAS MÁS LEÍDAS

10JULBanco Provincia fijó fechas para los descuentos de 50% en supermercados

04JULPrograma de diferimiento de los consumos invernales

07JULHallan cuerpo quemado en Olavarría que podría ser de hombre buscado; un detenido